¿Qué es Bitcoin y cómo funciona? Aprende todo sobre esta moneda

El bitcoin es una criptomoneda o moneda virtual. Es una unidad de pago autorregulada sin referencia física ni respaldo de un país, que preserva el anonimato de sus propietarios y cuyas transacciones se realizan a través de internet mediante códigos cifrados y confirmados de manera múltiple por los propios integrantes de la red (mediante la denominada tecnología 'blockchain', en la práctica un libro contable o registro compartido de la actividad).

La definición corta es: Bitcoin es una “criptomoneda”, o sea, una forma de dinero digital o electrónico cuyo principal valor es que no requiere de un administrador central para existir, como un Banco Central o una empresa, porque fue construido de tal forma en que son miles de personas las que contribuyen colaborativamente, a través de sus computadores, para mantener la red andando 24/7, los 365 días del año.

Bitcoin depende de la criptografía para existir, y la criptografía es la técnica de cifrar o esconder información para resguardarla de ser leída o manipulada por las personas incorrectas. En el caso de Bitcoin la criptografía permite, entre otras cosas, que sólo el dueño de los bitcoins pueda transferirlos.

Ahora que ya respondimos la pregunta básica, acerquémonos a las profundidades. Entendamos por qué nació Bitcoin, quién lo creó, cómo puede existir sin que un tercero lo administre y en qué estado de desarrollo se encuentra la tecnología. Para eso es esta guía. El objetivo que nos pusimos cuando la redactamos fue que quien la leyera saliera entendiendo muy bien lo básico y esencial para luego, si le gustó lo que leyó, se interiorice por su cuenta en nuestro Blog y otros lugares de aquellas dimensiones de la tecnología donde le quedaron dudas.

¿Cuándo nació Bitcoin?

El creador de Bitcoin

Bitcoin nació el año 2008 de la mano de Satoshi Nakamoto, una persona(s) anónima(s) que publicó un paper académico que hablaba sobre una nueva forma de “efectivo” digital. En ese paper, Satoshi declaró que la razón para crear este sistema de efectivo digital era eliminar a los intermediarios que históricamente se requerían para transferir el dinero digital que conocíamos, como el dinero que mantenemos en los bancos y que transferimos accediendo a los sitios web de estos. A ese dinero digital se refería Satoshi, porque requiere de un tercero -un banco- para ser transferido de una persona a otra. Y el problema era que estos terceros incurren en costos significativos para prestar el servicios; costos que luego son transferidos a los usuarios finales, como:

  • Gastos administrativos: desde publicidad de la marca hasta la plana operativa de personas que atienden las sucursales bancarias;
  • Gastos en seguridad: todos los costos asociados a mantener resguardado el dinero que guardan de sus clientes, ya sea físicamente en bóvedas, camiones de seguridad, o guardias, o digital en sus servidores, computadores de empleados, cuentas de sus clientes, etc;
  • Gastos regulatorios: todos los costos que deben incurrir estos terceros para respetar la regulación vigente en cada país, lo que se traduce desde garantías estatales para acceder a licencias bancarias, hasta multas o reembolsos por estafas y fraudes en que se ven envueltos directamente como instituciones o indirectamente a través de sus clientes.

El problema de estos costos es que son incurridos por todos los clientes y por obligación, porque actualmente es imposible acceder a dinero digital sin ser cliente de un banco. O sea, estés de acuerdo o no en la manera en que opera la industria financiera, estamos obligados a aceptar los términos en que esta decide manejar su negocio si es que queremos administrar electrónicamente nuestro dinero.

El problema para Satoshi no era sólo los bancos, sino también los procesadores de tarjetas de crédito y todas las empresas intermediarias que no son conocidas por los clientes finales pero que son necesarias para que la industria financiera tradicional exista de la manera en que lo hace.

Un dinero revolucionario

Y es que su diseño es tan revolucionario que, en solo unos pocos años, está poniendo patas arriba el sistema financiero que todos conocemos, desplazando completamente a los bancos, tarjetas de crédito, SEPA, SWIFT e, incluso, a figuras como los bancos centrales.

Es libre, es abierto, pero sobre todo es descentralizado y cuida tu privacidad. No está controlado por ningún banco, gobierno ni empresa. Depende de una red formada por ordenadores de personas. Una red descentralizada y gestionada por sus usuarios. O dicho de otra forma: no existe un banco central que emita el dinero alegremente.

Bitcoin no es anónimo, aún, pero permite una gran privacidad en tiempos de Big Data y fugas constantes de información privada de la gente. De la misma forma que el e-mail supuso un avance increíble a la hora de comunicarnos, Bitcoin representa un paso de gigante en lo que a sistemas de pago se refiere. La analogía que mejor ilustra la naturaleza y potencial de Bitcoin es que “Bitcoin es al dinero lo que Internet a la información”. Bitcoin democratiza el dinero, lo hace de la gente, se lo arrebata al poder.

¿Qué es Bitcoin y cómo funciona? Aprende todo sobre esta moneda

¿Cómo se determina el precio del Bitcoin

El precio de Bitcoin se determina mediante oferta y demanda (ver Cómo se determina el precio de Bitcoin). Además los bitcoins funcionan a través de programas llamados monederos (ver Cómo se almacenan los bitcoins).

Lo que hace especial a Bitcoin no es que sea una divisa digital. El euro, dólar u otras monedas también son, en gran parte, digitales y es un dinero digital que existe desde hace décadas. Casi todo el dinero que existe es digital. Tampoco lo hace especial que tenga costes reducidos de transacción, o que realice transacciones rápidas.

Estas y otras características, eventualmente, también acabarán ofreciéndolas los bancos. La principal diferencia, lo que de verdad hace mágico a Bitcoin, es que es una red P2P: nadie emite el dinero. Separa política y dinero. Y esto, al entender cómo funciona el dinero y los bancos centrales, te hace entender cómo Bitcoin hace libre a la humanidad.

Entendiendo algunos conceptos básicos

Tus bitcoins no son ficheros, no existe algo concreto que haga referencia a un bitcoin. El enfoque de cómo funciona el bitcoin es diferente. Bitcoin es la unidad de cuenta de los balances que gestiona el blockchain. Lo que cada usuario tiene es una clave (una contraseña) que gestiona una dirección (o número de cuenta) en la blockchain (el núcleo de Bitcoin, su libro de contabilidad distribuido).

Bitcoin – se refiere a la red de transacciones; se puede usar para aplicaciones de todo tipo; en las transacciones se envían bitcoins; todas las transacciones son guardadas pseudónimamente en un libro de cuentas llamado blockchain.

bitcoin – (BTC) unidad de cuenta de la red Bitcoin; jamás existirán más de 21 millones y se irán creando durante los siguientes 100 años; cada bitcoin es divisible en 100 millones de unidades; su cotización fluctúa por la oferta y la demanda.

blockchain – libro de cuentas público y distribuido donde todas las transacciones bitcoin (y sus saldos) se almacenan de forma permanente. Gracias a la “minería”, blockchain es conocida como la base de datos más segura y veraz que existe.

minería – proceso por el cual las transacciones de la red Bitcoin son verificadas; para ello se utilizan técnicas avanzadas de criptografía y hardware especializado (“mineros”): una cantidad fija de bitcoins son creados (“minados”) durante el proceso.

Un radical cambio para beneficiar a todos

Como empezarás a entender, Bitcoin también es un cambio cultural. Bitcoin es el ejemplo claro de cómo, de forma coordinada, la humanidad puede solventar problemas de escala global sin depender de terceros.

Bitcoin elimina barreras. Como en otros casos, construir muros no sirve de nada, ni en Melilla, ni en México… Hay que construir puentes. También en el dinero. Bitcoin no es ocultar dinero o evitar pagar impuestos que mejoran la sociedad. Bitcoin rompe fronteras, tiende puentes, une a las personas. Todos iguales en este planeta.

Pero, para entender qué es Bitcoin en detalle y determinar por qué es el mejor dinero que existe, no basta con quedarse aquí. Hay muchísimo más que debes conocer y lo hemos separado en diferentes capítulos para que, de forma amena, puedas convertirte en todo un experto.