Biblioteca Vasconcelos arquitectura del siglo XXI y literatura

“El principal objetivo de la Biblioteca Vasconcelos es contribuir al bienestar de la población respondiendo a sus necesidades culturales, educativas, informativas y recreativas; además de brindar a los usuarios un espacio de tranquilidad en donde tengan acceso a los acervos y los recursos necesarios para informarse, trabajar, descansar, vincularse con el pasado, el presente y por ende, con el futuro”, explicó en entrevista Daniel Goldin, director de la Biblioteca Vasconcelos.

Historia de la Biblioteca Vasconcelos, un templo de literatura y arte, gracias a su impresionante arquitectura, la Biblioteca Vasconcelos se ha convertido en mucho más que un espacio para la lectura; es un símbolo del deseo de los habitantes de la Ciudad de México por empaparse de cultura y ampliar sus horizontes. Ubicada en el barrio de Buenavista, a un par de kilómetros del Centro Histórico –y bien conectada con diversas líneas de transporte público– la biblioteca recibe con los brazos abiertos a personas de todo tipo. 

Su nombre hace referencia a José Vasconcelos (1882-1959), un abogado, educador y filósofo mexicano que fue un gran promotor de la cultura. Aunque la Biblioteca Vasconcelos abrió sus puertas en mayo de 2006, en 2007 se descubrieron filtraciones de agua y otros problemas que requerían reparación, por lo que cerró temporalmente; sin embargo, volvió a abrir sus puertas a finales de 2008.

La gran estructura de acero, concreto y cristal con detalles en madera fue diseñada por el arquitecto mexicano Alberto Kalach. La biblioteca, que consta de tres estructuras alineadas de siete niveles cada una, fue construida en un terreno de 37 mil 692 metros cuadrados, de los cuales un 70% pertenece al jardín botánico que rodea al edificio. En él habitan 168 especies de plantas, como fresnos, encinos, ahuehuetes, y palmas. El enorme tragaluz de la biblioteca complementa el enfoque ecológico que caracteriza las construcciones de Kalach, y crea las condiciones ideales para que la mayor parte del edificio sea iluminada con luz natural. 

Al centro del primer piso flota una obra que se ha convertido en el símbolo de la biblioteca: Matrix Móvil, de Gabriel Orozco. La pieza consiste en un esqueleto de ballena gris –recogido en las playas de Baja California– que el artista decoró con curvas orgánicas que siguen la estructura ósea del animal. La escultura fue tan bien recibida que en 2009 fue expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y Orozco recibió una comisión para replicar este concepto para la galería White Cube de Londres.

Sin embargo, el elemento más reconocible de la Biblioteca Vasconcelos son sus 40 mil metros de estanterías flotantes que actualmente albergan alrededor de medio millón de libros. Aunque los siete pisos de la biblioteca están abiertos al público, ¡algunas secciones en voladizo podrían darte un buen susto si le tienes miedo a las alturas! 

 Su innovadora arquitectura incluso le valió ser considerada una de las 10 mejores construcciones del siglo XXI por el diario The Guardian. “Ir a buscar un libro nunca ha sido tan emocionante. Al entrar en el alto salón de la Biblioteca Vasconcelos de Alberto Kalach, es imposible no sorprenderse con las pilas colgantes de estantes que trepan a cada lado, formando una vertiginosa metrópolis de libros que recuerda a Blade Runner”, dijo el arquitecto y crítico Oliver Wainwright. “Este profundo cañón multinivel está atravesado por pórticos, escaleras en voladizo y plataformas sobresalientes, mientras que las áreas de lectura disfrutan de la luz natural en los bordes del edificio, con vistas a los exuberantes jardines botánicos. [Es] uno de los interiores más estimulantes del siglo”.

Además de los libros, la Biblioteca Vasconcelos cuenta con una sala dedicada al sistema Braille; una sala de música con instrumentos; una colección multimedia con recursos cinematográficos y material para aprender oficios e idiomas; un acervo sobre Lengua de Señas Mexicana y una colección de libros en lenguas extranjeras. La biblioteca también ofrece cursos y talleres sobre temas científicos y culturales dirigidos al público en general, así como presentaciones de danza, teatro, conferencias y ciclos de cine. Por si fuera poco, en su exterior puedes encontrar una librería.

Así, la Biblioteca Vasconcelos se ha convertido en el cuarto recinto cultural más visitado de México, detrás de la ciudad prehispánica de Teotihuacán, Chichen Itzá y el Museo Nacional de Antropología. En 2017 recibió a 1,836,574 visitantes, y se estima que diariamente recibe entre 6 mil y 9 mil personas. En un país donde solo 42 de cada 100 leyeron al menos un libro en el último año, y el promedio de lectura entre la población que sí lee es de 3.3 libros anuales, la Biblioteca Vasconcelos es un recurso invaluable para acortar las distancias entre el público y la literatura. 

Biblioteca Vasconcelos, entre la lectura y el arte

La Biblioteca Vasconcelos es hoy un ícono del norte de la Ciudad de México. Se trata de un espacio espectacular que es en realidad un centro cultural con todas sus letras y un espléndido lugar de convivencia para todo público. Todos los días el lugar es visitado por gente de todas edades que buscan en la cultura un esparcimiento divertido, productivo y saludable.

Biblioteca Vasconcelos, más allá de la lectura


Google News Fotografiando Mexico¡Síguenos en Google News!

Desde hace 12 años, paralela a la vieja estación de Buenavista y no lejos del Tianguis del Chopo y del Museo Universitario del Chopo, se yergue imponente la Biblioteca José Vasconcelos rodeada por un hermoso jardín surrealista. Cabe señalar que fue inaugurada en el año 2006 y que, desde entonces, se ha convertido en un inspirador espacio de lectura, de investigación y hasta de paseos románticos. Además, es también un escenario ideal para músicos, bailarines y amantes de la fotografía.

Biblioteca Vasconcelos, arquitectura del siglo XXI, arte y literatura

La creación de una obra de arte vanguardista

La creación de la Biblioteca fue un proyecto encabezado por el arquitecto: Alberto Kalach. Este contó con la ayuda de otros especialistas: Gustavo Lipkau, Juan Palomar y Tonatiuh Martínez. La idea era “La creación de un arca portadora del conocimiento humano, inmersa en un exuberante jardín botánico”.

El resultado fue una magnífica construcción de corte vanguardista inaugurada el 16 de mayo del 2006 y que entró en operaciones un mes después.

La Biblioteca consta de casi 40,000 metros cuadrados. A lo largo y ancho de estos, se encuentra el edificio central conformado por la biblioteca -que actualmente alberga 700,000 libros-, los jardines, un invernadero y una librería.

El edificio central tiene cuatro niveles y mide 35 metros de ancho por casi 250 metros de largo. Su espléndido diseño ostenta techos y paredes de cristal. Esto le da una luminosidad espectacular al espacio.

Las estanterías son colgantes e independientes, construidas en acero y cristal. Estas tienen con la particularidad de que pueden ser ampliadas según lo demande el volumen de libros que se tengan que albergar. De hecho, con la llegada de nuevos libros, los espacios se van ampliando constantemente.

El Jardín Surrealista de la Biblioteca Vaconcelos

Las áreas verdes de la Biblioteca son conocidas como Jardín Surrealista. Este posee una espléndida área de 26,000 metros cuadrados que permite al visitante disponer de espacios naturales muy agradables, privados, y silenciosos. Sin duda, el Jardín te inspira a adentrarte en la lectura de algún buen libro pero también te incita organizar un picnic o simplemente a pasear en total armonía con la naturaleza.

Cabe señalar que el Jardín alberga 60,000 plantas de 160 especies endémicas de flora mexicana. Además, dos grandes taludes con vegetación rodean el edificio con áreas arbóreas que incluyen árboles frutales, plantas aromáticas y comestibles, arbustos y otras especies. Del mismo modo, en la parte más baja del jardín hay vegetación colgante que sube por los muros del edificio y algunas esculturas de piedra. Toda esta belleza le da el carácter surrealista al espacio y podría incluso, recordarnos a Xilitla.

En fin, no te pierdas la oportunidad de conocer este soberbio espacio de la CDMX. Además, podrás disfrutar de otras actividades como exposiciones, eventos musicales, presentaciones de libros, etcétera.

Un espectacular acervo bibliográfico

La biblioteca cuenta con un acervo bibliográfico sorprendente, prácticamente ningún tema está excluido. Todos los títulos están a la mano, se puede consultar el catálogo y la disponibilidad de los libros desde su sitio de internet.

  • Psicología
  • Filosofía
  • Religión
  • Ciencias Sociales
  • Ciencias puras
  • Lenguas
  • Ciencias Aplicadas
  • Bellas Artes
  • Literatura
  • Historia
  • Geografía

A partir del año 2016, para conmemorar el décimo aniversario de la biblioteca se abrieron nuevos espacios y acervos bibliográficos que incluyen:

  • Vida Sana
  • Divulgación Científica
  • Vida Práctica
  • 18 Lenguas del Mundo
  • Drogas
  • Cómic
  • Primera Infancia
  • Mundo Joven
  • Miradas de México
  • Lenguas de Cultura Mexicana
  • Poesía Mexicana
  • Ciudad de México

Además, se habilitaron 12 nuevas aulas de trabajo.

Biblioteca Vasconcelos, arquitectura del siglo XXI, arte y literatura

Otros servicios

  • En las áreas laterales existen cómodos espacios con sillones, sillas, y mesas con 640 computadoras e internet permanente para la consulta y la lectura.
  • La planta baja del edificio es algo así como una enorme calzada donde el visitante va descubriendo los distintos espacios y los accesos a las estanterías de su interés.
  • El vestíbulo es también de gran amplitud, suele haber aquí interesantes exposiciones y eventos culturales en general.
  • También cuenta con las salas de Braille, multimedia, infantil, bebeteca, música y prensa.
  • Hay espacios para talleres y un auditorio.

Biblioteca Vasconcelos

Horario
De lunes a domingo de 8:30 a 19:30
Excepto los días oficiales de descanso.

Acceso
Libre

Historia de la Biblioteca José Vasconcelos

La Biblioteca José Vasconcelos de México se inauguró el día 27 de noviembre del año 1946 por el presidente de México de ese entonces  Manuel Ávila Camacho en compañía del  Licenciado Jaime Torres Bodet quien sería para ese momento el Secretario de Educación pública y de José Vasconcelos quien fue el director de la biblioteca hasta su muerte en el año 1959.

Luego de la muerte de José Vasconcelos, el cargo de director de esta biblioteca pasaría ser de la doctora María Teresa Chavez Campomanes. Esta doctora se caracterizó por ser la pionera de la Biblioteconomía en México, durante su mandato se realizaron diversas reestructuraciones a la Biblioteca José Vasconcelos y entre ellas se instauraría el servicio de estantería abierta.

La biblioteca estuvo cerrada por un tiempo gracias a unas modificaciones de índole arquitectónica llevadas a cabo por el arquitecto Abraham Zabludovsky quien querría ampliar la Biblioteca José Vasconcelos. Estas obras acabaron y la biblioteca sería reinaugurada el 21 de noviembre del año 1988 a manos del presidente Miguel de la Madrid.

El poeta mexicano Jaime García Terrés ocuparía el cargo de director de la biblioteca desde su reinauguración hasta su muerte en el año 1996. En ese mismo año el director pasaría a ser México Eduardo Lizalde un poeta y escritor mexicano quien se mantiene hasta la actualidad como director de la Biblioteca José Vasconcelos.

Durante el XXI la Biblioteca José Vasconcelos se dedicaría a la creación de bibliotecas personales. Estos eran recintos destinados al reconocimiento de la economía labor de quienes accedieron a compartir su conocimientos con otros y que día a día son más los que se iluminan con ellos.

Arquitectura de la Biblioteca José Vasconcelos

La Biblioteca José Vasconcelos está compuesta por un armazón de acero, concreto y cristal cuyos detalles están hechos en madera. Este diseño es obra del  arquitecto mexicano Alberto Kalach. Esta biblioteca cuanta con tres estructuras alineadas las cuales poseen siete niveles cada una, la estructura se erige en un terreno de 37 mil 692 metros cuadrados, de los cuales se calcula que aproximadamente un 70% pertenece un jardín botánico que se encuentra alrededor del edificio.

En el techo del edificio encontramos un enorme tragaluz el cual complementa el enfoque ecológico que le dio el arquitecto a esta edificación. Este tragaluz genera las condiciones ideales para una gran parte del edificio sea iluminada con luz solar.

Para apreciar un poco más la obra arquitectónica que representa la biblioteca José Vasconcelos es necesario conocerla desde este punto de vista, iniciando por su interior y luego por las salas que lo componen. A continuación te mostraremos el interior de esta biblioteca.

Su interior

Para iniciar el recorrido de su interior, debemos comenzar por el centro del primer piso ya que ahí yace la obra que se ha convertido en el símbolo de la biblioteca. Esta obra se le conoce como el Matrix Móvil y pertenece al artista plástico  de Gabriel Orozco. La obra consiste en un esqueleto de ballena gris el cual el artista le agregó unas curvas orgánicas que respetan la estructura ósea de la ballena.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page