Parque Bicentenario, el segundo pulmón verde de la gran CDMX

El Parque Bicentenario CDMX, está situado en la zona poniente, en los límites de las delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo. Fué construído durante los festejos del Bicentenario de la Independencia de México en el 2010, de ahí su nombre.

Parque Bicentenario, el segundo pulmón verde de la Ciudad de MéxicoConstruido como parte de los festejos de los 200 años de la Independencia de México, el Parque Bicentenario se ha convertido en uno de los espacios más concurridos de la Ciudad de México, al ser el segundo pulmón de la metrópoli.

Este parque ecológico ubicado al poniente de la ciudad está abierto al público para disfrutar de distintos ecosistemas y recursos naturales, a través de experiencias culturales, artísticas, deportivas y de entretenimiento.

¿Qué es el Parque Bicentenario?

Con el fin de festejar los 200 años de la Independencia de México y crear un espacio ecológico y recreativo, Parque Bicentenario abrió sus puertas en 2010, siendo el segundo pulmón de la Ciudad de México.

Situado en la zona poniente, entre las delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, este parque es diez veces más grande que la Plaza de la Constitución en el centro de la Ciudad de México y cuenta con diferentes espacios naturales y recreativos, como un anfiteatro y canchas para realizar distintos deportes.

Un poco de historia del Parque Bicentenario

El Parque Bicentenario tiene solamente 10 años de vida. Anteriormente, este espacio era la antigua Refinería 18 de Marzo, la cual abastecía de combustible a todo el Valle de México.

En 1991, esta refinería fue cerrada y permaneció sin uso durante 16 años. Sin embargo, en 2007 se propuso un nuevo proyecto para limpiar este terreno que había sido altamente contaminante y crear el segundo espacio de convivencia natural más grande de la Ciudad de México.

Así, durante 3 años se realizaron labores de remediación ambiental, para convertir este terreno de 55 hectáreas en un espacio donde se pudiesen recrear todos los ecosistemas del país, abierto al público para fomentar la convivencia social y deportiva.

¿Quién construyó el Parque Bicentenario?

Después de la ardua labor de remediación ambiental del espacio a cargo del gobierno de la Ciudad de México, algunas universidades públicas y asesores internacionales, comenzó el plan de reconstrucción.

El proyecto de arquitectura y paisajismo estuvo a cargo del grupo multidisciplinario encabezado por Mario Schjetnan, el cual ha diseñado grandes áreas verdes como el Parque Tezozomoc o el Parque Ecológico de Xochimilco. Asimismo, Fonatur Constructora fue parte del proceso de construcción.


Google News Fotografiando Mexico¡Síguenos en Google News!

De esta manera, el proyecto incluyó la recreación de cinco jardines, con diferentes climas y tipos de vegetación representativos del país, así como una chinampa experimental, un lago artificial, un orquideario, un auditorio y diversas instalaciones deportivas, las cuales fueron inauguradas en 2010 durante el sexenio del presidente Felipe Calderón.

Parque Bicentenario, el segundo pulmón verde de la Ciudad de México

Jardines e instalaciones deportivas del Parque Bicentenario

Al ser un espacio ecológico, el principal atractivo del Parque Bicentenario son los jardines: este recinto de 55 hectáreas se encuentra dividido en cinco jardines que aluden a la cosmogonía mexica.

El jardín de Tierra representa a Tlalticpac, el de Agua a Ateotl, el de Viento a los puntos cardinales que conformaban el mundo azteca, el del Sol al dios Tonatiuh y de Natura es el resultado de todos estos elementos.

Así, este espacio recrea siete diferentes climas y tipos de flora icónicos de nuestro país. Asimismo, el parque tiene una chinampa experimental, un lago artificial, un auditorio, y un orquideario.

Además, otros de los espacios recreativos son el anfiteatro, en donde se llevan a cabo importantes conciertos y eventos culturales; el lago artificial y las canchas de voleibol, basquetbol, fútbol rápido; una ciclopista y un skatepark.

Significado del Parque Bicentenario

El Parque Bicentenario es un espacio con gran significado, ya que fue construido como parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia de México. Por ello, el lugar se dedicó a los héroes que nos dieron patria. El 16 de septiembre es una de las fechas más importantes de México y este parque fue una representación de ello.

De igual manera, este parque representa un espacio abierto para la convivencia y el deporte, el cuidado de la naturaleza y la apreciación los diferentes ecosistemas de México, con sus climas y tipos de flora icónicos.

Además, al ser un espacio de gran extensión, el Parque Bicentenario constituye el segundo pulmón de la Ciudad de México, después del Bosque de Chapultepec, muy necesario en la metrópoli debido a los altos niveles de contaminación del aire que se han experimentado en los últimos años.

Si deseas disfrutar de la naturaleza y la recreación, ¡no puedes dejar de visitar este espacio natural en la Ciudad de México!

Cómo llegar al Parque Bicentenario

El Parque Bicentenario se ubica en la zona poniente de la Ciudad de México, entre las delegaciones Azcapotzalco y Miguel Hidalgo.

El parque se construyó en lo que solía ser una refinería petrolera?

Antes de la expropiación petrolera, en 1933, la compañía El Águila puso en operación una refinería al poniente de la Ciudad de México, en los límites de las delegaciones de Azcapotzalco y Miguel Hidalgo. Dicho complejo petrolero se estableció en un predio de 60 hectáreas, que con el tiempo se extendió a 174 por las nuevas actividades del lugar.

La refinería fue nacionalizada por el presidente Lázaro Cárdenas en 1938, junto con el resto de la industria petrolera. Esta fábrica, llamada Refinería 18 de Marzo, comenzó a producir gasolina Magna, Premium, Turbosina, Kerosina, Diesel, Gas LP y Combustóleo. Y es que las instalaciones tenían una capacidad para producir 7,500 barriles de petróleo al día. 

Parque Bicentenario, el segundo pulmón verde de la Ciudad de México

No obstante, por la vasta producción el subsuelo de los terrenos que albergaban la refinería empezaron a contaminarse. Esto, aunado a los avances tecnológicos con los que operaba la refinería, provocó su cierre en 1991, con la meta de purificar el aire de la Zona Metropolitana del Valle de México.

De 1995 a 2000, se implementó un programa para construir un parque en este terreno abandonado por la refinería. La iniciativa llevaba por nombre "Recuperación ecológica: abatimiento de la erosión", y consistía en demoler, desmantelar y limpiar los residuos que había dejado la fábrica de petróleo.

Es importante mencionar que la maquinaria de las instalaciones estaba en buen estado, razón por la cual se trasladó a otras refinerías del país.

Bajo la premisa de darle un giro recreativo al parque, y aprovechando el marco de las celebraciones por los 200 años de la Independencia de México, el Parque Bicentenario abrió sus puertas al público en 2010.

Naturalmente, el lugar se dedicó a los héroes que nos dieron patria, y constituyó una instalación ecológica que destaca por recrear siete diferentes climas y tipos de flora icónicos de nuestro país. Asimismo, el parque tiene una chinampa experimental, un lago artificial, un auditorio, áreas para hacer deporte y un orquideario.  

Lo más interesante es que este paraje está dividido en cinco jardines, que aluden a la cosmogonía mexica. El de Tierra representa a Tlalticpac, el de Agua a Ateotl, el de Viento a los puntos cardinales que conformaban el mundo azteca, el de Sol al dios Tonatiuh y de Natura es el resultado de todos estos elementos. 

El Parque Bicentenario es uno de los pulmones verdes más grandes e importantes de la Ciudad de México, y es una genial opción para desconectarse del ajetreo citadino y conectar con la naturaleza capitalina, que muchas veces pasa inadvertida para los que habitamos esta maravillosa urbe.

La dirección es Avenida 5 de Mayo 290, San Lorenzo Tlaltenango, Miguel Hidalgo, C.P. 11210, Ciudad de México.

Horarios

Los horarios del parque no cambian, son de 7 am a 6 pm, de martes a domingo. El Parque Bicentenario fue inaugurado en 2010. Tiene un total de 55 hectáreas con espacios deportivos, museos y cinco jardines.