Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX

Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX

Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX: cosas importante que debes saber del Museo Dolores Olmedo, el Museo Dolores Olmedo o El Olmedo es uno de los grandes e imperdibles recintos ubicados al sur de la Ciudad de México. Se encuentra en la colonia la Noria, en la alcaldía Xochimilco, alojado en la antigua Hacienda La Noria, misma que fue habitada por la famosa coleccionista de arte que le da nombre a este lugar.

Este museo resguarda arte prehispánico, piezas de Angelina Beloff, Pablo O'Higgins y la galería más importante de obras de Diego Rivera y Frida Kahlo. Cuenta con bellos jardines, ofrece actividades, talleres y vela por uno de los más preciados tesoros del lugar: 13 perros xoloitzcuintles endémicos de México, además de patos, gansos y pavorreales. 

Antes de contarte algunas curiosidades sobre estos simpáticos canes, hay varias cosas que debes saber antes de visitar El Olmedo.

Historia

El Museo Dolores Olmedo  se instaló en la hacienda Rancho de San Juan La Noria. Esta propiedad, casi en ruinas, fue adquirida por María de los Dolores Olmedo y Patiño Suárez, en 1962. Fue habitada por ella y tiempo después, en vida, Olmedo la transformó en museo-casa para difundir el arte mexicano exponiendo las obras que ella adquirió fue adquiriendo de importantes artistas.

Olmedo empezó a adquirir obras de Frida Kahlo y Diego Rivera (de quien fue su amiga y mecenas) y así fue haciendo su propia colección.

El 17 de septiembre de 1994 se inauguró oficialmente el Museo Dolores Olmedo, y hasta la fecha es considerado un espacio cultural y artístico de primer nivel. Este año celebró su 25 aniversario.  
 

Obras

Adriana Jaramillo García, directora de comunicación y relaciones institucionales del museo, nos cuenta que dentro de este lugar podemos contemplar un aproximado de 148  obras de Diego Rivera, 26 pinturas de Frida Kahlo, así como una serie de grabados de Angelina Beloff y Pablo O'Higgins. También posee 800 piezas prehispánicas de diversas culturas  y un total de 3,000 ejemplares de arte popular: barro negro de Oaxaca, cerámica de Colima (entre ellas piezas de perritos xoloitzcuintles), árboles de la vida provenientes de Metepec (Estado de México) y preciosas lacas del estado de Michoacán

Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX

Perros xoloitzcuintles  

El perro xoloitzcuintle fue muy importante en la época prehispánica, ya que se creía que este animal con características muy peculiares como la falta total  de pelaje (no en todos) y la pérdida de dientes a temprana edad, era el acompañante de los muertos hacia el Mictlán, el inframundo.

La palabra xoloitzcuintle proviene del náhuatl "xólotl", que significa extraño o deforme, y de  "itzcuintli", que quiere decir perro. También era considerado el dios de la muerte y la transformación.  

Este animal con más de siete mil años de existencia es un legado para el museo, ya que Diego Rivera, a quien le fascinaba esta raza, le regaló la primera  pareja de perros xoloitzcuintles a Dolores Olmedo: Nahual y Citlalli.

En el presente, el museo cuenta con 13 perros "pelones" que se pasean por el jardín. Aunque hay una reja de por medio, si tienes suerte podrás acariciar a alguno y tomarte una foto con él.

Se dice que los principales atributos de estos perros son la fidelidad y compañerismo. 

En el mismo jardín se colocó una placa en la que se cuenta un poco sobre sus características, pero si tienes más dudas sobre su cuidado, origen, mitología y más, tus pueden ser resueltas al momento de hacer una visita guiada. También en las salas principales puedes encontrar una exhibición de 40 piezas de barro que representan a estos perros.

El Olmedo también cuida y da cariño pavorreales, y en los estanques puedes observar felices a los gansos. Patos y guajolotes son otros animales que también puedes encontrar, comenta Adriana Jaramillo.

Cactáceas, un olivo, especies endémicas de Xochimilco como el árbol de manita y el de magnolia le dan vida a estos espacio tan bien cuidados donde reina la tranquilidad. Por cierto, la magnolia era la favorita de Olmedo. No te emociones, no se permite el acceso a ellos. 

Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX

En “La Noria”

Todo el ciudadano de la CDMX e menos ha oído sobre La Noria, una famosa Finca cuya construcción se remonta al siglo XVI (aunque su construcción realmente se prolongó hasta el siglo XVIII). 

Se ubica en una zona que fue sagrada para los xochimilcas, un antiguo grupo étnico que estaba ahí establecido durante la época prehispánica.

Si decides aventurarte a explorar lo que fue el antiguo Rancho de San Juan de la Noria, no olvides visitar la Capilla de San Juan Evangelista Tzomolco que se encuentra dentro del Museo Dolores Olmedo.

Cabe mencionar que la entrada de la ex-hacienda de “La Noria”, ahora convertida en museo, contrasta fuertemente con los edificios multifamiliares que la rodean.

Un vistazo por el museo

En mi experiencia dentro del museo, el recorrido lo empezamos por lo que solía ser la casa de la filántropa, ahí pudimos observar las piezas prehispánicas que fue recopilando a lo largo de su vida.

Después de todo, Doña Lola fue una filántropa y promotora de todo lo que envuelve a la cultura mexicana, no solamente del arte.

Traté de imaginarme que se sentiría vivir en un lugar que pareciera un museo todo el tiempo, desayunar y saber que a mis espaldas se encontraba una figura de un guerrero armado o que en mi sala me miraran serpientes negras con ojos inquisidores de obsidiana, ¡escalofriante!

Al salir de ahí nos llevaron a La Noria, esta primera exposición muestra obras de Angelina Beloff (Artista rusa que fue esposa Diego Rivera en el año 1911).

Sus creaciones principalmente se tratan de grabados en blanco y negro, tal vez lo que más me intrigó al escuchar a nuestra guía fue que Diego era un verdadero “Don Juan”.

Lo cual es bastante difícil de imaginar, pues era un señor regordete y poco agraciado, supongo que su forma de ser y cultura basta aunado al concepto tan subjetivo de belleza.

Hacían que este personaje fuese tan atractivo al ojo de varias de las mujeres con quien tuvo relaciones sentimentales.

Sala de Frida Kahlo

Después de esa introducción y ya con el humor animado pasamos a una de las salas que más me impactaron, la galería que contiene la obra de la famosa pintora Frida Kahlo.

La sensación de dolor que uno siente en cada una de sus obras nos hace preguntarnos ¿pero cómo puede alguien resistir tanto? ¿por amor?, ¿por despecho? ¿o por todo lo contrario?

La pintura “Henry Ford Hospital” es un claro de ejemplo, Frida somatiza su dolor tras haber sufrido un aborto, con la mirada perdida y el vientre abierto nos enfrenta con la parte mas cruda la vida.

También tenemos la obra “La columna rota”, un autorretrato pintado después de que la autora fuera operada de la columna vertebral.

Definitivamente su vida y obra estuvo llena de complejos y tormentoso sufrimiento al cual seguramente ni la muerte puso fin.

Museo Dolores Olmedo, un lugar sorprendente en la CDMX

Sala de Diego Rivera

Con las emociones a flor de piel, lo que necesitaba era algo de relajación y las salas dedicadas a la obra de Diego Rivera me dieron justo lo que necesitaba, pues este diestro pintor sabía como cautivar el alma mediante su arte.

En esta maravillosa sala del Museo Dolores Olmedo se nota a flor de piel la gran empatía que sentía el pintor por los indígenas que llegaban de sus pueblos a la Ciudad de México.

Podrás notar las expresiones de los indígenas en cada pintura, hambrientos de encontrar una mejor vida, por lo que se inspiró en ellos para realizar muchas pinturas.

Ejemplo de ello, “La familia”, que muestra a una mujer indígena que abraza a sus dos hijos mientras estos juegan.

La sala de Diego cuenta con una serie de oleos muy inspiradores de atardeceres, mismos que capturó en Acapulco justo en la casa de Lola mientras se recuperaba de una operación.

Definitivamente la obra que más me gustó fue “Danza al sol” la cual representa a una mujer desnuda que alza los brazos al cielo como tratando de abrazar al astro.

Actividades y espectáculos

Todos los fines de semanas el Museo Dolores Olmedo ofrece una serie de espectáculos a partir de la una de la tarde: obras de teatro, eventos musicales, de danza y presentaciones especiales para niños.  

Dirección

Av. México 5843, Col. La Noria, Xochimilco, C.P. 16030, México, Ciudad de México

Horarios

De martes a domingo, 10:00 - 18:00 hrs.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page

Fotografiando México

Fotografiando México es un proyecto que nace de la admiración por la belleza, cultura y arquitectura de este hermoso paraíso llamado México del cual ya nos sentimos parte.

Descubra México

Viaje con nosotros, disfrutemos juntos de lo hermoso que es México, vivamos esa increíble experiencia que todos queremos llegar y contar a nuestros amigos y familiares.

con nosotros

Navegue por nuestro sitio y sienta esa misma sensación de cuando uno de nosotros estuvo en ese lugar. ¿Quiere conocer ese sitio? Contáctenos estaremos encantados de revivir esa experiencia junto a usted.