Gabe Newell quiere a Nueva Zelanda y habla del esperado Half-Life 3

Desde inicios de año, Gabe Newell se encuentra en Nueva Zelanda. Un país que no se ha visto muy afectado por la pandemia generada por el COVID-19 y que le ha servido como refugio para poder continuar haciendo sus negocios con tranquilidad.

Gabe Newell quiere a Nueva Zelanda y habla del esperado Half-Life 3. Desde inicios de año, Gabe Newell se encuentra en Nueva Zelanda. Un país que no se ha visto muy afectado por la pandemia generada por el COVID-19 y que le ha servido como refugio para poder continuar haciendo sus negocios con tranquilidad.

El destino ayudo a Gaben. Esta tranquilidad está haciendo pensar a Gabe, que trasladar todas las oficinas de Valve a Nueva Zelanda es una buena idea.

Debido a que he estado participando en una campaña a favor de Nueva Zelanda últimamente, probablemente me reuniré con el primer ministro y una de las posiciones por las que voy a defender es que, dado que se ha creado algo súper valioso aquí en Nueva Zelanda debido al arduo trabajo de la población de Nueva Zelanda, es probable que exista un gran deseo de reubicar temporalmente los equipos de producción en el país ".

Al ser uno de los países que ha podido manejar adecuadamente la pandemia, el cofundador de Valve quiere ayudar a otros desarrolladores a que vengan al país de forma temporal para que puedan trabajar con plenitud.

Otra de las posibles razones tiene que ver con el desempeño que ha tenido la compañía dueña de Steam, la cual se ha reducido en un 70%.

Sin embargo, esto genera muchos interrogantes. La mayoría de los desarrolladores reside en Estados Unidos.

¿Los trasladarían a todos o solo al personal esencial? También es probable que muchos de los empleados pongan el, pero al tener que irse a un país diferente y separarse de sus seres queridos.

Gabe Newell fue el único con la idea de trasladar personal para trabajar en Nueva Zelanda.



En esta charla, confirma que Half-Life 3 estuvo en producción varias veces pero que nunca han estado satisfechos con el trabajo y por lo tanto descartaron los proyectos.

El problema que nos encontramos siempre es que, si hablamos sobre las cosas demasiado pronto y luego cambiamos nuestros planes, acaba enfadando más a la gente que si simplemente no hablamos.

Quiero decir, hemos comenzado Half-Life 3 un par de veces, y luego decidimos que no era un juego lo suficientemente interesante o que los desafíos que intentábamos solventar solo podían acabar en callejones sin salida.

Sin embargo, el éxito que ha tenido Half-Life: Alyx debería ser algo para que la empresa recapacite y se ponga a trabajar en el juego.

Por supuesto, se hablaba de la realidad virtual y Gabe Newell ve dos fuerzas diferentes en la industria en este momento, una en la que se esfuerzan constantemente por lograr una mejor calidad tanto del hardware como de las experiencias, otra como la de Facebook que intenta reducir el precio de la tecnología de manera adecuada.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page