Sótano de las Golondrinas: un increíble abismo subterráneo

Sótano de las Golondrinas impresionante abismo subterráneo

Sótano de las Golondrinas impresionante abismo subterráneo: uno de los escenarios más fascinantes de San Luis Potosí (y de toda la República Mexicana). Se trata de un impresionante abismo natural, el séptimo a nivel mundial, cuya boca ronda los 60 metros de diámetro y su profundidad alcanza los 512 metros, con una caída libre de 376 metros.

De acuerdo con especialistas, el origen de este monumento natural es kárstico y en él habitan miles de vencejoscotorras y otras especies, que todos los días, al amanecer, o ponerse el sol, salen y entran del abismo dando vueltas (como si fueran un gran torbellino) en un espectáculo que difícilmente olvidarás por el resto de tu vida.

Para llegar al Sótano de las Golondrinas, en el municipio de Aquismón, te recomendamos partir justamente de este poblado, en tu auto particular o utilizando el servicio de camionetas que salen de la Plaza Principal, para después seguir por una carretera estatal hasta el punto en donde encontrarás 568 escalones (los que deberás subir), que indican el acceso principal al área natural. Saliendo de Unión de Guadalupe, también se puede llegar al Sótano a pie después de una agradable caminata disfrutando del paisaje que identifica a esta región de la Huasteca Potosina.

Para tu visita al Sótano, te recomendamos atender las siguientes consideraciones:

-El horario de visita al lugar es de 6:00 a 16:00 hrs.

-En temporada alta se realizan ciertos cierres parciales cuando se cubre la capacidad de carga de la zona.

-Toma en cuenta que, si está nublado o lloviendo, las aves no salen.

-En el lugar está permitido el rappel, pero solo contando con los permisos necesarios. Pregunta con tu proveedor de servicios acreditado sobre las posibilidades para realizar este deporte de forma segura.

-En el lugar es posible acampar, previa autorización del Comité de Protección en el ejido Unión de Guadalupe. El pago es por persona.

-Acompáñate siempre con guías de turistas locales acreditados. Ellos son expertos y conocen perfectamente la geografía de la zona. De hecho, ellos te pueden llevar a conocer otros sótanos, de menores dimensiones, para practicar ahí el ABC del rappel en la Huasteca.

Otra maravilla subterránea en los alrededores de las Golondrinas es el Sótano de las Huahuas, cuya profundidad alcanza los 478 metros, con dos tiros verticales, uno de 202 metros y otro de 153. Ahí también habitan miles de aves de distintas especies y se puede practicar con toda seguridad el rappel y la escalada.

Cosas que no sabías del Sótano de las Golondrinas

  • Es considerado una de las trece maravillas naturales de México.
  • Fue declarado Área Natural Protegida de San Luis Potosí el 15 de marzo de 2001.
  • Fue descubierto en 1967.
  • Fue formado por la erosión del agua durante millones de años en el suelo calizo.
  • Tiene una abertura de 60 metros de diámetro y al llegar al fondo casi 300 metros. (Sólo para expertos).
  • Es el sexto abismo subterráneo más profundo del mundo con 512 metros, de los cuales 376 metros son de caída vertical.
  • No hay golondrinas. Es refugio natural de varias especies de aves como loros, cotorras de cueva, murciélagos y vencejos (confundidos comúnmente con golondrinas, de ahí toma su nombre). Su hermoso espectáculo natural ocurre al amanecer y poco antes de caer la noche.

¿Qué animales hay en el Sótano de las Golondrinas? Conoce cuál es su flora y fauna

De acuerdo con la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (SEGAM), la flora del Sótano de las Golondrinas se compone de una mezcla perteneciente a la selva alta. Entre las especies que habitan el lugar tenemos encino, higuerón, pemoche, palo rojo, palma camedor, cedro rojo, ceiba, aguacatillo, entre otros.

En cuanto a la fauna, encontramos la presencia de los cuatro grupos de vertebrados. Dentro de los mamíferos están el jaguar, jabalí, zorrillo, tepezcuintle o tuza real, ocelotemapache, oso hormiguero, armadillo, tigrillo, venado, onza y el puma.

Por su parte, aquí también habita el reptil conocido como cuatro narices. En cuanto a las aves, podemos hallar el vencejo, chachalaca negra, zopilote, hocofaisán, cuanchi guajolote, colibrí, cuervo, aguililla, trogón y pájaro carpintero. Por último, podemos cruzarnos con ranas arborícolas (deben su nombre a la capacidad que tienen para trepar árboles).

Sótano de las Golondrinas impresionante abismo subterráneo

Descenso con rapel

Para descender el nido de las golondrinas. Son 400 metros los que aproximadamente mide la cuerda con la que descenderás, y el reto es recuperarla al salir de la cueva. Dar el primer paso no será fácil, estarás frente a un abismo, colgado, solo.

Una vez que desciendas alrededor de 370 metros sentirás que estas pisando un suelo fuera del planeta. El ecosistema te parecerá de otro mundo, con musgos, vapores que, generados por el calor de sol y la humedad de la cueva, le dan un aire místico; y qué decir de los huecos en las gigantescas paredes que no son sino las habitaciones de los dueños del lugar: las aves.

El ascenso es otra historia, es todo un reto mental y físico. La cuerda que te sostiene se mueve porque no eres el único que está asido a ella, una o dos personas más te acompañaran en este reto que está reservado para aventureros verdaderos.

Durante una o varias horas estarás colgado de la cuerda, tomando las paredes como apoyo para subir y subir. Si lo haces durante la noche, en medio de la oscuridad, nunca sabrás cuánto te resta para llegar a ver de nuevo a la superficie.

Cómo llegar

Si se desea hospedaje de hotel, llega primero a Ciudad Valles, donde establecerás tu base. Si se planea acampar, llega directo a Aquismón y sigue los señalamientos.

Para llegar a Ciudad Valles desde el centro del país: tomar la autopista Querétaro-San Luis Potosí, al llegar a SLP toma el anillo periférico y sigue rumbo a Saltillo desviándote en la Maxipista a Río Verde, y de Río Verde toma la carretera Federal 70 hacia Ciudad Valles. Son aproximadamente 110 kilómetros.

Para llegar al Sótano

Al salir de Ciudad Valles toma la carretera 85 hacia el Sur, en el kilómetro 50 está el pueblo de Aquismón, desde ahí se toma un camino de terracería de 12 kilómetros que termina a 300 de distancia del Sótano de las Golondrinas.

Si sales de la Ciudad de México conduce por la carretera a Querétaro, Toma la carretera 57 hasta San Juan del Río, donde darás vuelta a la izquierda por la carretera 120 hasta Aquismón y de ahí la ruta por terracería.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page