Medina Mora sabía desde 2007 que EU introducía armas a México

De acuerdo con el memorándum emitido por la ATF, tras ser notificado sobre las “entregas controladas” de armamento, Medina Mora envió a la ciudad de Phoenix al ex funcionario federal Carlos Fernando Luque Ordóñez, como agregado de la hoy extinta PGR para que se encargara de coordinar el proyecto "Gunrunner" que inició en 2006.

Así lo informó este viernes 8 de mayo la periodista Dolia Estévez, quien a través de redes compartió documentos del Departamento de Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), en los que se exhibe que el colaborador de Calderón Hinojosa sabía del ingreso de las armas.

El expresidente mexicano vive sus días más complejos de los últimos años. Felipe Calderón aseguró dos cosas: que no sabía sobre los nexos narcos de Genaro García Luna y que nunca supo del operativo estadounidense para meter armas ilegales, con chips de rastreo, al país para venderlas a narcotraficantes. Pero Calderón sí supo de trasiego de armas gracias a su amigo Medina Mora.

En este caso, hay documentos que comprueban que el gobierno calderonista estuvo al tanto de la estrategia fallida para ubicar a grupos criminales mexicanos, ya que estas armas fueron usadas en la guerra antidrogas de Felipe Calderón (e incluso fueron usadas para asesinar a un agente de Estados Unidos en nuestro país).

Por lo tanto, el expresidente mexicano miente, pero la evidencia lo tiene acorralado más que nunca.

Calderón ha usado una estrategia de lavado de manos y negación de todas las acusaciones como único mecanismo de defensa. Pero estos datos ahora lo ligan a otro personaje acusado de alta corrupción, el que fuera ministro en la era Peña Nieto.

En este caso, Eduardo Medina Mora cumplía funciones de procurador general durante el calderonismo. Su nombre conecta al expresidente con la verdad que hoy niega.

Combinación peligrosa

Medina Mora sí supo sobre entregas controladas de armas de fuego por parte del gobierno de Estados Unidos (en ese entonces dirigido por el demócrata Barack Obama) en México. Por lo tanto, resulta incoherente pensar que una operación binacional de esta magnitud no fuera informada al entonces presidente panista, Felipe Calderón, lo que llevaría Medina Mora a un delito en caso de no haber informado una entrada y venta masiva de armas estadounidenses al país.

 

 

El expresidente asegura que jamás se dio cuenta de estas actividades, pero desde el 2007 hay documentación que comprueba la alianza entre autoridades mexicanas y estadounidenses sobre esta estrategia que trajo tanta muerte en el país. Hasta el momento, la guerra calderonista suma más de 250,000 mexicanos muertos y más de 40,000 personas desaparecidas.

La guerra, según los actos de García Luna, fue simulada y benefició al cártel sinaloense (uno de los más poderosos del mundo).

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page