Baja cantidad de casos de coronavirus en México genera dudas

Hasta el martes por la noche, la Secretaría de Salud de México dijo que había realizado 278 pruebas. (FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)

El bajo recuento de casos confirmados de coronavirus en México, que apenas se mueve, está generando preocupación sobre la idoneidad de las pruebas en el país y si el gobierno está haciendo lo suficiente para prepararse para una epidemia.

Ya han confirmado 11 casos de Covid-19 desde que se informó el primero el 28 de febrero. México también está monitoreando 37 casos posibles, dijo el martes la Secretaría de Salud. En comparación, Brasil, donde se confirmó el primer caso dos días antes que en México, ahora ha confirmado 37 casos y sospecha otros 876.

El miércoles 11 de marzo la Secretaría de Salud de México anunció que ya había 11 casos de Covid-19 en México.

El brote fue declarado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el miércoles, cuando los casos mundiales superaron los 120,000 y las muertes superaron las 4,300. Los países aún tienen la oportunidad de alterar el curso de la pandemia, dijo la OMS, instando a los gobiernos a intensificar los esfuerzos de contención a través de pruebas, rastreo y aislamiento.

Hasta el martes por la noche, la Secretaría de Salud de México dijo que había realizado 278 pruebas.

“Me preocupa la falta de realización de pruebas diagnósticas”, asegura Francisco Moreno, especialista en enfermedades infecciosas y jefe de Medicina Interna del Hospital ABC en Ciudad de México. “Si en México ya hay casos no detectados circulando, la diseminación de la enfermedad será brutal”.

México ha decidido en gran medida no implementar esfuerzos de contención. Los aeropuertos no hacen pruebas a los viajeros de países con un gran número de casos y no se han cancelado grandes eventos públicos. Quienes trabajan desde casa lo hacen principalmente bajo las políticas regionales de sus empleadores corporativos multinacionales.

“Tenemos los mejores expertos atendiendo este asunto”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador el miércoles en su conferencia de prensa matutina. “Seguimos teniendo los mismos casos, afortunadamente no hay pérdida de vidas humanas. No estamos ocultando información a la población”.

Los casos en Corea del Sur, donde se han realizado casi 200,000 pruebas, habían mostrado signos de desaceleración antes de que un nuevo grupo de casos esta semana aumentara los temores de un repunte. El país ha estado realizando pruebas en personas al ritmo más rápido del mundo, lo que parece haber permitido la detección temprana de casos y mantenido las tasas de mortalidad por debajo del promedio. Moreno dice que México debería seguir su ejemplo a pesar de los recursos intensivos que requerirán las pruebas generalizadas.

“Necesitamos copiar lo que otros países están haciendo en la detección temprana de la enfermedad”, dijo Moreno. México “parece estar esperando que el problema comience antes de tomar medidas. Y mi temor es que cuando crezca, estaremos lejos de poder contenerlo”.

A partir de ahora, México solo está evaluando a personas que tienen una conexión directa con alguien que ha viajado a un país considerado de alto riesgo, o que ha estado en contacto con un caso confirmado, dijo Alejandro Macías, el excomisionado nacional para la influenza en México durante el brote de H1N1.

“Sería una buena idea bajar la barra para las pruebas”, dijo en una entrevista. Si bien Macías duda que haya una epidemia no detectada en el país porque los hospitales verían los casos, “es probable que casos aislados se hayan escapado y continúen haciéndolo si no aumentan las pruebas”.

Infobae