Pasión de Cristo de Iztapalapa será a puerta cerrada por coronavirus

La Pasión de Cristo en el barrio de Iztapalapa, al este de la Ciudad de México, el 19 de abril de 2019 durante la procesión del Viernes Santo.

Una multitudinaria procesión y representación de la pasión de Cristo, que se celebra desde hace casi dos siglos en el sureste de Ciudad de México, será suspendida como medida de prevención ante el avance del nuevo coronavirus, anunciaron autoridades.

La Pasión de Cristo en Iztapalapa, establecida en 1843, es una escenificación de los principales pasajes de la vida y muerte de Cristo a cargo de un elenco de unas 4.000 personas -entre actores, extras y músicos-, durante cinco días de la Semana Santa, y adonde acuden unos 2 millones de espectadores, según sus organizadores.

"Se realizará la 177 representación de la Semana Santa de manera simbólica y apegada a la tradición, en un espacio cerrado sin acceso al público con un número de actores reducido", detalló la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, en conferencia de prensa.

La funcionaria informó que la puesta en escena contará con medidas sanitarias para proteger la salud de los participantes y será transmitida por canales de televisión y a través de Internet.

En tanto, más instituciones públicas siguen plegándose a las medidas de prevención contra la pandemia.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, máximo tribunal del país, suspendió sus actividades del 18 de marzo al 19 de abril. "Durante este periodo no se celebrarán sesiones, audiencias, ni correrán plazos procesales", detalló en un comunicado.

El gobierno de México no ha ordenado hasta la fecha medidas drásticas para impedir la propagación del coronavirus como cuarentenas obligatorias, restricciones a la circulación o cierre de fronteras.

Sin embargo, algunas de las entidades más pobladas como Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Ciudad de México ya han dictado medidas como la suspensión de eventos masivos.

Hasta el momento, en México hay 82 casos confirmados de coronavirus.