México suma 585 casos confirmados, 2156 sospechosos y 8 defunciones

En México el número de casos infectados por COVID-19 aumentó a 585 pacientes confirmados, reportó la Secretaría de Salud (SSa). Además, la cifra de víctimas fatales aumentó a ocho.

México alcanzó este jueves los 585 casos de infección por coronavirus y confirmó ocho muertes por la enfermedad COVID-19, dos más que las que se habían registrado hasta ayer.

El Gobierno mexicano informó en su conferencia vespertina sobre el coronavirus sobre los contagios del nuevo brote que se han dado en el país hasta este jueves y apuntó que la mayoría de las personas que han fallecido como consecuencia de la enfermedad tenían ya patologías previas como obesidad, diabetes, hipertensión o tabaquismo.

La doctora Ana Lucía de la Garza, directora de Investigación Operativa Epidemiológica, aclaró que solo el 3% de los infectados en México por coronavirus está en estado grave. Solo el 10%, aseguró, ha requerido hospitalización.

La conferencia de este jueves estuvo especialmente enfocada en paliar los efectos aún más dolosos que esta pandemia puede suponer para las mujeres mexicanas. Desde un punto de vista marcadamente feminista, el Gobierno de México pidió un reparto de tareas real entre hombres y mujeres en el hogar, donde las familias pasarán más tiempo de lo que están acostumbradas.

La Secretaría de Salud recordó que este nuevo virus tiene una repercusión en las personas mayores y en las que tienen enfermedades crónicas preexistentes pero pidió no olvidar el fuerte impacto que va a tener “en mujeres, adolescentes y niñas”. Para las mujeres que sufren violencia doméstica, los hogares no son lugares seguros y, sin embargo, el confinamiento las obliga a permanecer ahí, algo que puede poner en peligro su vida.

“El confinamiento puede generar estrés en las relaciones intrafamiliares pero esto no se puede traducir en violencia“, recordó una de las funcionarias del Gobierno federal que exhortó a todas las personas víctimas o testigos de violencias a que llamen 911 para reportar cualquier situación de riesgo y recibir la ayuda pertinente.

Una serie de herramientas en linea podrán ayudar a las mujeres en diferentes ámbitos de su vida que no se detienen con el paro al que se somete el país con las medidas de “sana distancia”. La línea materna, por ejemplo, es línea telefónica en la que las mujeres embarazadas pueden recibir información y asistencia”.