¿Qué es el decreto que elimina fideicomisos públicos que emitió AMLO?

Por unanimidad, el Congreso de Nuevo León aprobó reformas a la Ley de Egresos que permitirá la redirección de recursos presupuestales para crear el Fideicomiso para atender la contingencia por el Covid-19.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) celebró el decreto presidencial publicado ayer jueves en el Diario Oficial de la Federación con el que se eliminan fideicomisos, mandatos y contratos análogos para que, a más tardar el 15 de abril, se reintegren a la Tesorería de la Federación todos los recursos públicos federales que formen parte de ellos.

Decreto presidencia elimina los fideicomisos públicos

Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, titular de la SFP, aseguró que con este decreto presidencial “se cierra una página de opacidad, oprobio y corrupción que prevaleció en gobiernos anteriores” y manifestó su compromiso por la correcta aplicación de la medida.

“El decreto publicado por el Presidente establece que la SFP y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público colaboraren en la aplicación de la medida. Desde la publicación de la Ley Federal de Austeridad Republicana, impulsada por la SFP, ambas dependencias iniciaron un estudio de los fideicomisos públicos federales, su normatividad, estructura, patrimonio, objeto, eficiencia y eficacia."

“Ahora, ese análisis será la base para dar respuesta a las consultas que realice la Secretaría de Hacienda sobre la desaparición o permanencia de los fideicomisos que no hayan sido creados por ley”, indicó la dependencia a través de comunicado.

Habrá más transparencia, asegura la SFP

Sandoval Ballesteros agregó que “este decreto complementa la Ley Federal de Austeridad Republicana -en cuya redacción apoyó la Función Pública-, crea áreas de veda y establece reglas más estrictas para la creación de fideicomisos, lo cual es reflejo de una política de gasto integral que avanza hacia un ejercicio presupuestal con más transparencia y rendición de cuentas”.

En el comunicado la dependencia federal puntualizó algunos casos de opacidad, como el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), el Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas, el Fideicomiso para Apoyar el Cambio de Administración del Ejecutivo Federal, y el Fideicomiso “Transforma México” de Lotería Nacional.

Por lo cual, la SFP destacó la importancia de “asegurar una estricta rendición de cuentas sobre estos instrumentos, para generar ahorros que permitan lograr una ‘Economía para el bienestar’, uno de los principios rectores del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, a través del cual el Gobierno Federal retoma el camino del crecimiento sin corrupción y con austeridad, disciplina fiscal y cese del endeudamiento”.

Pero, ¿qué es un fideicomiso?

Un fideicomiso es un contrato por virtud del cual una persona física, moral o ente de gobierno, denominada fideicomitente, transmite y destina bienes, derechos o recursos a una institución fiduciaria para que los administre en beneficio de una tercera persona.

Partes que intervienen en un fideicomiso:

Fideicomitente: Es quien destina bienes, derechos o recursos para constituir el fideicomiso.

Fiduciario: Institución con autorización para llevar a cabo operaciones fiduciarias. Es quien recibe los bienes del fideicomitente para realizar administrarlos.

Fideicomisario: Es la persona que recibe el beneficio del fideicomiso.

¿Qué hace un fideicomiso sin estructura orgánica?

En la administración pública, estas figuras jurídicas se constituyen con el propósito de administrar recursos públicos destinados al apoyo de programas y proyectos específicos. Su función es auxiliar a los entes públicos en las atribuciones del estado en el manejo y dispersión de recursos, impulsando las áreas prioritarias del desarrollo.

¿Para qué sirven los fideicomisos públicos?

Son aquellos que el gobierno federal o entidades paraestatales constituyen con el propósito de auxiliar al Ejecutivo Federal en las atribuciones del Estado para impulsar las áreas prioritarias del desarrollo. Cuentan con una estructura orgánica análoga a las otras entidades y comités técnicos.

En estos fideicomisos la Secretaría de Hacienda y Crédito Público funge como fideicomitente único.

¿Qué finalidad tienen los fideicomisos?

Los fideicomisos están constituidos para la inversión y reinversión de recursos, realizar pagos con cargo a dicho fondo, en la administración de fondos a favor de trabajadores o empleados se usan para el pago de sus primas de antigüedad, pensiones, jubilaciones y fondos de ahorro; para depósitos condicionales, entre otros.

¿Cuáles son los fideicomisos que se excluyen?

El decreto no incluye a aquellos fideicomisos constituidos por mandato de ley o decreto y cuya terminación necesite de reformas constitucionales.

Tampoco se incluyen los instrumentos jurídicos que sirvan como mecanismos de deuda pública, o que tengan como fin atender emergencias en materia de salud o cumplir con obligaciones laborales o de pensiones.