Petróleo mexicano cayó a su peor nivel histórico -2.37 dólares barril

La mezcla mexicana de petróleo cayó a niveles negativos este lunes, al perder un 116% de su valor entre el viernes y el inicio de semana, para posicionarse en USD -2.37 por barril al corte del día, su peor nivel histórico.

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha afectado considerablemente no solo el precio del petróleo estadounidense sino también al mexicano, el cual cerró en un mínimo histórico al cotizarse en números negativos. Así lo confirmó Petróleos Mexicanos (Pemex), después de que más temprano la cotización del barril de crudo WTI, la referencia en Estados Unidos, cayó a valores negativos por primera vez en la historia debido al desplome en la demanda causado por la pandemia de coronavirus.

Que hayan alcanzado valores negativos significa que los productores están pagando para que los inversores se lleven el crudo.

El precio del viernes de la mezcla mexicana se había ubicado en los USD 14.35 por barril, por lo que la caída fue del 116.5 por ciento.

Agravando su duro descenso, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo, que el lunes se negociaba por último día, perdía más del 208% y se situaba en -19,90 dólares la unidad, habiendo llegado a un piso de -37,63 al cierre de las operaciones en la la bolsa de materiaa primas NYMEX de Nueva York, aunque los intercambios continuaban en forma electrónica en la plataforma Globex. En 2011, valía 114 dólares.

El petróleo cayó al nivel más bajo desde 1986, ya que la mortal pandemia amenaza con borrar toda una década de crecimiento de la demanda. Desde comienzos del año, los precios del petróleo han caído en más de 80%, o US$50 por barril.

La caída de los precios del petróleo ocurrieron ante el temor de que el mundo se está quedando rápidamente sin espacio para almacenar crudo después de que los recortes de producción acordados por la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y sus aliados resultaran insuficientes para contrarrestar la caída de la demanda causada por los bloqueos y las restricciones de los viajes en todo el mundo.

Arrastrados por estas noticias, la moneda y la bolsa de México sufrieron también este lunes por el fuerte declive de los petroprecios y por el recorte a las calificaciones crediticias, soberana y de Pemex por parte de Fitch y Moody’s la semana pasada.

Los mercados mexicanos se desplomaron en el primer día de negociación luego de que Moody’s Investors Service rebajara la calificación soberana y de la petrolera estatal el viernes. Estas noticias, de acuerdo con los expertos, resaltan la relativa debilidad de México en un día y en unas semanas negativas para los mercados emergentes.

Los recortes de calificación arruinaron lo que podría haber sido una semana de buenas noticias para Pemex después de que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrentó a las naciones de la OPEP+ y las convenció de que le permitieran reducir la producción mucho menos que las demás.

El peso mexicano cayó 1.2% en el día, liderando las pérdidas en mercados emergentes, mientras que los bonos de Pemex con vencimiento en 2027 cayeron 1.3%. Entretanto, los índices de referencia de bonos soberanos y de capital de México cayeron cerca de 0.9%.

El peso mexicano cotizaba en 24.0560 por dólar, con una pérdida frente a los 23.6710 pesos del precio de referencia del viernes. Horas antes, en operaciones internacionales, llegó a depreciarse hasta las 24.1820 unidades. El referencial índice accionario S&P/BMV IPC, cedió un 0.93% a 34,421.79 puntos.

Mercado del petróleo, ‘al borde del colapso’; precios se hunden

Los futuros del petróleo crudo registran fuertes caídas este lunes. El contrato del WTI de mayo, que expira mañana martes, ha llegado a caer hasta un 21% para alcanzar un mínimo de 14,47 dólares por barril, recoge Reuters.

El contrato de junio cae en el momento de escribir esta noticia un 8% hasta 23 dólares.

“El contrato de mayo y los temores a que continúen incrementando las dificultades de almacenamiento de los excesos de inventarios en Cushing (Oklahoma; Estados Unidos), presiona a la baja los precios de la referencia estadounidense. Desde febrero los inventarios de petróleo en esta región se han disparado en un +48% hasta alcanzar los 55 millones de barriles, lo que hace temer que la falta de capacidad para continuar almacenando petróleo conlleve caídas adicionales en el corto plazo”, explican en Banca March.

El Brent, por su parte, también registra descensos a la hora de escribir esta noticia. Ce un 3,8% y cotiza en el entorno de los 27 dólares.

Sigue prevaleciendo, según apuntan en Renta 4 (MC:RTA4), “el temor a falta de capacidad de almacenamiento en EE.UU. en un contexto de fuerte destrucción de la demanda asociada al coronavirus y un recorte de oferta de la OPEP+ cercano al 10% del total (9,7 millones de barriles diarios) que el mercado considera insuficiente”.

Según Reuters, la demanda de gasolina ha caído un 30% en lo que llevamos de año, y las principales compañías productoras mundiales no pueden obtener beneficios con el precio del crudo por debajo de 30 dólares.

“Además, se alcanza un nuevo record histórico en la cantidad de petróleo almacenado en barcos, doblando los niveles de hace tan solo dos semanas”, añaden en Renta 4.

“El mercado del petróleo está al borde del colapso, reflejando la realidad de la economía, mientras las bolsas descuentan todo lo contrario, la hipótesis más optimista”, concluye José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets.

Con información de Infobae y Forbes MX