Pedro Infante se cancela homenaje en Mérida por contingencia COVID-19

Explicó que en los 63 años que lleva ausente Pedro Infante jamás se había suspendido esta celebración, pasara lo que pasara, porque siempre había forma de solucionarlo así tuvieran que desembolsar dinero, pero el Covid-19 es otra cosa.

Por primera vez en varios años, no habrá homenajes al ídolo de México en Mérida. La emergencia sanitaria por el COVID-19, obligó a que el comité organizador cancelara los eventos que se efectuaban en el sitio donde el artista perdió la vida en un accidente aéreo, el 15 de abril de 1957.

“Para evitar la concentración de gente, no vamos a organizar este 15 de abril, como cada año, actividades religiosas, deportivas, culturales y artísticas y sobre todo porque, la gente que asiste son principalmente adultos mayores y estamos promoviendo con los vecinos que se queden en sus casas”, dijo, Mauricio Canto, presidente del comité organizador de este evento.

La tradición cumpliría este 2020, 27 años ininterrumpidos de efectuarse en la esquina de “La Socorrito”, en la calle 87 por 54 del centro de la ciudad.

En este sitio, el avión que Pedro Infante Cruz piloteaba aquella mañana, se precipitó sobre varias viviendas, ocasionando su deceso y el de otras 4 personas.

Las actividades en memoria del artistas atraían a cientos de personas del rumbo y visitantes, por lo que se evitó efectuar una alta concentración.

“Desde mucho antes, vimos que estaba complicada la situación y lo más responsable era no organizar ningún tipo de evento”, externó.

“En años anteriores, en la mañana, la misa congregaba cientos de personas, a quienes se les daba de comer; en la carrera atlética también participaban cientos de corredores. En la noche, otro público entre vecinos y visitantes, quienes escuchaban a Armando Infante. Si es un evento grande que se hacía”, apuntó.

Los organizadores de los homenajes recomendaron a quienes deseen recordar a Pedro Infante, hacerlo desde su casa, para no dejar pasar esta conmemoración que ha unido a varias generaciones de mexicanos.

A 63 años de su muerte, fans de Pedro Infante deberán dejar de asistir a su tumba por el COVID-19

El 15 de abril se cumplen 63 años del fallecimiento del ídolo Pedro Infante, una cita a la que sus fans asisten puntualmente, pero debido a la cuarentena por el coronavirus han decidido posponer esta celebración, noticia que dio a conocer su hija, Lupita Infante.

“Sabemos que esta es la decisión más responsable, esperamos contar con su comprensión y apoyo en estos tiempos”, dijo Lupita en referencia a la cuarentena que se vive en México.

En vida, Pedro Infante fue una celebridad muy querida entre el pueblo. Por eso, cuando murió en un accidente el 15 de abril de 1957, la gente se congregó en torno a su última morada; se reunieron alrededor de 100 mil personas y, desde entonces, año con año, muchos no han faltado a la cita para llevarle flores, cantarle y decirle que lo siguen amando, pero este 2020 no será así.

“(En el panteón) me dijeron que a la gente no la iban a dejar entrar, que enviara un comunicado pidiendo que no fueran. Si detuvieron el viacrucis que tiene 177 años realizándose en Iztapalapa, mucho más nosotros que recibimos casi a 5 mil personas en el Panteón Jardín, vienen de Guatemala, de Costa Rica, de España, Colombia, de todos lados, pero las cosas se comenzaron a complicar”, declaró Lupita Infante, hija del ídolo, quien recibió esta noticia mes y medio atrás, por lo cual decidió cancelar la conmemoración.

Explicó que en los 63 años que lleva ausente Pedro Infante jamás se había suspendido esta celebración, pasara lo que pasara, porque siempre había forma de solucionarlo así tuvieran que desembolsar dinero, pero el Covid-19 es otra cosa.

“Tengo que someterme ahorita a las cosas, hay que obedecer y cuando veamos una luz que diga: adelante, entonces sí tomar decisiones, con esto quiero decirle a la gente que vamos a salir adelante y tendremos Pedro Infante para rato”.

Pero Lupita comentó que hay fans que tienen la intención de ir hoy al panteón, pese a que ella les ha dicho que no, por la cuarentena que todos viven actualmente.

“Hay una señora a la que le decimos la abuela Toñita, que siempre está con dos muñecos de mi papá: un Pepe el Toro y un vagabundo, y siempre está en la tumba. Ella me dijo: ‘no me importa, yo voy porque voy, habla al panteón y diles que me dejen entrar’, algo que no hice”.