El presidente de Haití, Jovenel Moïse es asesinado en su casa

El presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado a tiros por atacantes no identificados en su residencia privada en Puerto Príncipe durante esta noche, informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, murió este miércoles de madrugada en un ataque armado contra su residencia privada, según confirmó el primer ministro interino Claude Joseph en un comunicado. En el asalto también resultó herida la primera dama, Martine Moïse, quien ha sido hospitalizada. Los hechos se produjeron alrededor de la 1:00 am hora local, cuando un grupo de individuos no identificados tiroteó el domicilio del presidente en el barrio Pelerin de Puerto Príncipe, la capital haitiana.

 Joseph ha tomado ahora el control de la nación y urgió a su pueblo a mantener la calma, declarando que se "han tomado todas las medidas para garantizar la continuidad del Estado".

Además, calificó el ataque como "un acto inhumano, bárbaro y atroz".

República Dominicana, vecino territorial, ordenó el "cierre inmediato" de sus fronteras con Haití y reforzó la vigilancia de la zona.

Hombres armados asesinan en su casa al presidente de Haití y a su mujer

El presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado este miércoles por hombres armados que perpetraron un asalto a su residencia la pasada madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro, Claude Joseph.En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moise, que finalmente ha fallecido, según medios locales.  

"Esta mañana mismo, a la una de la mañana, 7 de julio, un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas", dijo el primer ministro interino.  

Joseph llamó a la calma de la población y aseguró que la "situación de seguridad del país está bajo control" y condenó el magnicidio, que calificó como "un acto de barbarie". 

El presidente de Haití, Jovenel Moise, había nombrado este lunes a Ariel Henry como nuevo primer ministro con la tarea de formar un Gobierno de consenso que integre a diferentes sectores de la vida política del país.

El nuevo jefe de Gobierno, el quinto nombrado por Moise, enfrenta como retos la grave crisis de seguridad que atraviesa el país y apoyar la organización del referéndum constitucional y las elecciones presidenciales y legislativas, previstas para el próximo 26 de septiembre.

El nombramiento del nuevo primer ministro era el resultado de conversaciones de Moise con otros partidos aliados y de la oposición moderada para formar un Gobierno de consenso, de cara a los últimos meses de su mandato, que concluye el 7 de febrero de 2022.

Varios partidos de oposición, en su mayoría de izquierdas, no se sumaorn a estas conversaciones puesto que no reconocían la legitimidad de Moise, al considerar que su mandato concluyó en febrero de 2021.

Haití atraviesa una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moise denunció que la oposición, con el apoyo de jueces, tramaban un golpe de Estado.

Haití: quién era Jovenel Moïse, el controvertido mandatario asesinado en su casa

En la política, Jovenel Moïse siguió un camino que muchos antes que él han recorrido en América: de empresario de éxito a Presidente de la república; en su caso de Haití, la nación más pobre del hemisferio.

El 28 de noviembre de 2016, cuando se confirmó que había ganado las elecciones, desde un lujoso hotel de Puerto Príncipe, dijo: "Le hago un llamado a la juventud del país, a todos los haitianos que viven en el exterior, a todos los profesionales del país para que se comprometan a mi lado para poner al país de pie, porque Haití está de rodillas".

A casi 5 años de esa jornada electoral, Moïse fue asesinado la madrugada de este miércoles 7 de julio, cuando un grupo de hombres armados irrumpió en su residencia privada en Puerto Príncipe, la capital del país.

Y el país se encuentra más polarizado y empobrecido que nunca.

El anuncio del magnicidio lo hizo el primer ministro interino, Claude Joseph, quien calificó el ataque como "bárbaro" e "inhumano" y llamó a la población a la calma.


Google News Fotografiando Mexico¡Síguenos en Google News!

Pero, ¿quién fue aquel hombre que pronunció esas palabras conciliadoras pero deja un país dividido?

Empresario

Nacido en Trou du Nord, en el noreste del país, en 1968, Moïse se crió en el seno de una familia modesta en la que su madre trabajaba como costurera y comerciante y su padre trataba de llegar a fin de mes como agricultor y mecánico.

Cuando el pequeño Jovenel tenía 6 años, su familia se trasladó a Puerto Príncipe, donde el niño continuó sus estudios, que luego le permitirían ingresar a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Quisqueya, en la capital haitiana.

Sin embargo, en lugar de convertirse en educador tras finalizar sus estudios universitarios. en 1996 Jovenel Moïse se mudó a la comuna de Port-de-Paix (en el departamento Noroeste), donde comenzó un proyecto agrícola para producir bananas orgánicas.

Así empezó el éxito empresarial que lo convertiría en "el hombre de las bananas", como lo catapultó la prensa francófona tras convertirse en el 42° presidente de la República de Haití.

También en 1996 contrajo nupcias con una de sus compañeras de clase, Martine Joseph, quien resultó herida en el ataque. La pareja tuvo dos hijos y una hija.

Más de una década después, en 2012, el empresario creó la empresa Agritrans, con sede en la primera zona franca agrícola del país y con una plantación de alrededor de mil hectáreas.

Sus productos agrícolas se exportaban a distintos países europeos, principalmente a Alemania.

Un "outsider" de la política

Moïse era un total desconocido en la primavera de 2015, cuando el expresidente Michel Martelly lo nominó como candidato a la presidencia del partido de centroderecha Tèt Kale, que él mismo había fundado en 2012.

Una de sus cartas de presentación durante la campaña electoral haitiana fue su origen rural.

Su segunda bandera fue el éxito logrado en algunas de sus iniciativas empresariales.

Así consiguió llegarle al electorado de regiones con grandes dificultades económicas, presentándose como un ejemplo de que era posible salir adelante.

Cuando asumió la presidencia de Haití el 7 de febrero, era la primera vez que Moïse ocupaba un cargo público en su vida.

Una presidencia difícil

El tiempo de Moïse en la presidencia del país fue difícil. Se enfrentó a acusaciones de corrupción y tuvo que lidiar con olas de protestas antigubernamentales que a menudo eran violentas.

A principios de este año, otra ola de protestas generalizadas sacudieron la capital y otras ciudades del país.

La gente exigía su renuncia.

De acuerdo con la oposición haitiana, el mandato de cinco años de Moïse debería haber terminado el 7 de febrero de 2021, cinco años después de la dimisión de Martelly.

Sin embargo, Moïse alegaba que le quedaba un año más en el puesto, pues no asumió la presidencia sino hasta el 7 de febrero de 2017.

La demora de un año se debió a las acusaciones de fraude electoral que finalmente lograron que se anulara el resultado de las elecciones de 2015 y se organizaran nuevas elecciones, en las que él obtuvo la mayoría de los votos.

En entrevista exclusiva con BBC Mundo en 2019, cuando Haití atravesaba otra ola de protestas, Moïse aseguró que la solución a los problemas que atravesaba Haití residían en "la unidad, la serenidad y la calma y la convivencia".

El 7 de febrero de este año, el día en que sus oponentes consideraban que su mandato debería haber terminado, Moïse informó que se había frustrado un "golpe de Estado para derrocar a su gobierno y asesinarlo".

Después, en octubre de 2019, suspendió por dos años las elecciones parlamentarias. En enero de 2020 Jovenel Moïse disolvió el parlamento y empezó a gobernar por decreto.

Las elecciones para un nuevo parlamento deberían realizarse en octubre de 2021, es decir, un mes después de las presidenciales de septiembre de este año, a las que Moïse no podía presentarse.

Sin embargo, para ese mismo día, el ahora fallecido mandatario había convocado a un referendo para una nueva constitución. Aunque él decía que era para "modernizar" la Carta Magna, sus críticos sospechan que quería eliminar el artículo que impedía su reelección.

En el mismo comunicado en el que anunció la muerte de Moïse, el primer ministro interino Claude Joseph aseguró que se "han tomado todas las medidas para garantizar la continuidad" del Estado haitiano.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page