Trinkets temporada 2 ¿Qué pasó y qué significa el final de la T2?

Basada en la novela Trinkets, de Kirsten Smith, y escrita y producida por Amy Andelson, Emily Meyer y la propia Smith, gira en torno a tres adolescentes muy diferentes: Elodie (Brianna Hildebrand), Moe (Kiana Madeira) y Tabitha (Quintessa Swindell).

Desde Sex education hasta How to sell drugs online, la lista de series recientes de Netflix que retratan los sinsabores de la adolescencia con inteligencia y humor es generosa. En ese listado también podemos situar a Trinkets, que se estrenó el año pasado.

Ese es el nombre de la brillante producción que llevó a la pantalla la homónima de Kirsten “Kiwi” Smith, la escritora que se hizo conocida por ser la guionista de comedias icónicas, como 10 cosas que odio de ti y Legalmente rubia.

Smith también es una de las creadores y guionistas de esta serie, que presentó la historia de tres estudiantes de una secundaria de la fría ciudad de Portland, Oregon, que no pueden ser más diferentes entre sí: Elodie Davis (Brianna Hildebrand), lesbiana y fan del indie rock; Tabitha Foster (Quintessa Swindell), guapa, popular e hija de millonarios; y Moe Truax (Kiana Madeira), sabelotodo y feminista.

Pero todas comparten algo en común: asisten a un grupo de ladrones anónimos, donde van en busca de ayuda para dejar atrás su adicción a robar en tiendas.

En esas reuniones Tabitha y Moe retomaron su vieja amistad gracias a Elodie, quien se acababa de mudar desde Albuquerque, Nuevo México, para vivir con su padre y su madastra tras la muerte de su madre.

Así nació una especie de triángulo sororo entre estas chicas que en la primera temporada de Trinkets enfrentaron juntas los pequeños grandes dramas de la adolescencia y la búsqueda de su lugar en el mundo.

Trinkets: sororidad y grandes canciones

Ahora la serie está de vuelta con su segunda entrega y, afortunamente, estos 10 nuevos episodios tienen todos los ingredientes que hicieron que la serie nos robará el corazón en su estreno.

Su regreso ocurre apenas un par de días después del final de la primera temporada, cuando Elodie se escapó de su casa luego de que se padre la amenazara con enviarla a rehabilitación por su cleptomanía.

¿A dónde se fue? De gira con Sabine, la popular cantante de indie de rock de la que se enamoró. Pero como repiten estas amigas, Sabine es Sabine, un alma libre sin ataduras, y por eso Elodie decide regresar a su casa.

Tras un emotivo reencuentro, la amistad entre Tabitha, Moe y Elodie se fortalece, formando una especie de triángulo invencible que quedará tatutado para siempre.

Esa sororidad es la mejor arma que podrían tener para sobrellevar los problemas que sufren cada una y que se suceden uno tras otro.

Como la cleptomanía de Elodie, que se agudiza cada vez que tiene una decepción o una pena. O los problemas familiares de Moe tras el regreso a la casa de Ben (Andrew Jacobs), su hermano mayor, y la salida de su padre de la cárcel.

Aunque todas se unirán para ayudar a Tabitha, quien todavía sufre el acoso de su Brady (Brandon Butler), su abusivo ex novio y que a lo largo de los nuevos capítulos se revelará aun más sicópata.

Y pese a que este lazo se pone a prueba constantemente, la amistad y la sororidad serán clave en esta historia sobre esa tormentosa etapa de la vida en que tratas de descubrir quién eres y a dónde perteneces

Un retrato sensible y emotivo sobre la adolescencia y que en Trinkets tiene una vez más una banda sonora maravillosa, en la que hay un lugar destacado para las nuevas voces femeninas, como la estadounidense Vagabon, y hasta un precioso cover de We belong, original de Pat Benatar, que suena en uno de los momentos altos de esta nueva temporada.

Si hasta Elodie se atreverá a mostrar sus canciones, pero mejor no contar más.

TRINKETS: EXPLICACIÓN DEL FINAL DE LA TEMPORADA 2

 

“Trinkets” ha llegado a su fin con su segunda y última temporada. La primera entrega se centró en la amistad de las tres adolescentes, mientras que en la segunda veremos que las chicas aprenden a enfrentar las consecuencias de sus acciones. Al final de la temporada, hay un crecimiento notable en sus personajes y cada una tiene un futuro esperanzador.

En la segunda temporada, las tres adolescentes aprenden que si se meten en malas situaciones se tendrán la una a la otra. Según el portal “Popsugar.com”, también podemos ver cómo se enfrentan a relaciones conflictivas con compañeros de clase, familiares e intereses amorosos. Además, continúan en el proceso de descubrir quiénes son.

En el final vemos que Elodie comienza a mejorar con respecto a su adicción y ser más honesta con ella misma, lo que también le permite a Jillian darle otra oportunidad a su relación. Mientras tanto, sigue lidiando con la muerte de su madre.

Tabitha se embarca en un viaje de autodescubrimiento después de terminar las cosas con su abusivo ex novio, Brady (Brandon Butler), mientras también procesa la separación de sus padres.

Finalmente, Moe se enfrenta a varios obstáculos en su relación con Noah (Odiseas Georgiadis) ya que su vida familiar se ve alterada por el repentino resurgimiento de su hermano, Ben (Andrew Jacobs) y su padre, Danny (Andrew Keegan).

A pesar de que muchas cosas se complican en sus vidas, Elodie, Moe y Tabitha aprenden a confiar en su amistad y saben que siempre se tendrán de apoyo. A medida que se enfrentan a sus decisiones, la historia termina con un buen panorama.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page