La pareja, que se comprometió a finales de 2018, tenía la idea de celebrar la ceremonia en un salón de baile, pero por el poco tiempo de anticipación con el que se organizó todo, redujeron sus opciones a dos iglesias y realizaron la fiesta en el Hotel Van Zandt, de Austin, Texas.

Josh Dun y Debby Ryan tuvieron boda secreta, se casaron en Año Nuevo, Debby Ryan y Josh Dun estuvieron comprometidos durante un año, pero eligieron planear su boda en tan solo 28 días. Ahora, la pareja ya está casada y lo ha estado durante las últimas horas del 2019 y todo el 2020. Los rumores son ciertos: Debby Ryan estrella de Disney Channel Joshua Dun de Twenty One Pilots se casaron a principios de este año, después de comprometerse a fines de 2018 y un compromiso de un año, decidieron planear una boda torbellino en tan solo 28 días. De manera muy apropiada para la estrella de Suite Life on Deck, Ryan parecía una verdadera princesa de Disney en el gran día.

Los famosos planearon su boda de Nochevieja en solo 28 días, ya que aunque duraron casi un año comprometidos, en ese tiempo no planearon nada.

“Comenzamos a coquetear con la idea de celebrar una fiesta de destino para celebrar la nueva década, luego decidimos en diciembre casarnos (en Austin) en la víspera de Año Nuevo y seguir bailando hasta que se cayó el baile”, explicó Debby.

Todo sucedió rápidamente, pero cuando Twenty One Pilots lanzó un nuevo video musical “Level of Concern” en abril, los fans comenzaron a sospechar que se habían casado, ya que Josh llevaba una argolla de matrimonio.

“Estaba emocionada de que Joshua y yo nos casáramos, y nunca dudé de que lo conocería en cada fase de nuestras vidas” 

Eligieron el Hotel Van Zandt como su base de operaciones para que sus invitados se sintieran libres de ir a sus respectivas habitaciones a cambiarse para ir a bailar o tomar una siesta.

“Sinceramente, sentí que nos hicimos cargo del hotel. El estilo era correcto: las sillas en el salón de baile parecían algunas que quería alquilar. Todo el piso tenía espacio para descansar, un par de bares, un fotomatón, más el espacio para eventos era tres salones de baile con paredes flotantes. Esto nos permitió poner la pista de baile en el espacio medio, abriéndose a un lado para la recepción de la cena, brindis y primeros bailes”, explicó Ryan.

La mañana de la boda, las damas de honor de Debby y ella y las madres de Joshua se reunieron para prepararse, jugar y tomar el té entre el glamour y el vestido al vapor.

Esa noche, los invitados se reunieron en una sala de hospitalidad que había sido creada con un bar de cafeína y música, después de, fueron trasladados a la iglesia. 

Josh Dun y Debby Ryan tuvieron boda secreta, se casaron en Año Nuevo

Aunque el par logró mantener la noticia secreta por casi cinco meses, tanto la actriz, como su ahora esposo han dejado un par de pistas. El 2 de enero, Ryan publicó unas fotografías del festejo en su cuenta de Instagram.

“Me vestí y cerré la década con familiares y amigos. Una fiesta de celebración de destino fue utilizada como una excusa para finalmente reunir a nuestros amigos de todos los rincones de nuestros mundos. Bailamos toda la noche y tomamos leche y galletas y tuve la mayor diversión de toda mi vida”, escribió la ex estrella de Disney.

Por su parte, algunos fans vieron el anillo de Dun en el video musical de “Level of Concern” de Twenty One Pilots, grupo que Dun tiene Tyler Joseph. Y ahora, el matrimonio lo reveló todo.

“Comenzamos a coquetear con la idea de celebrar una fiesta de destino para celebrar la nueva década, luego en diciembre decidimos casarnos [en Austin] en la víspera de Año Nuevo y seguir bailando hasta que pasara la medianoche”, explicó Ryan.

En la entrevista, la actriz explicó que los planes fueron cambiando a los largo del año que estuvieron comprometidos, debido a diferentes circunstancias que los impactaron, como la muerte de uno de sus amigos.

“El tiempo se sintió bien. [El amigo] Estaba emocionado de que Joshua y yo nos casaramos, y nunca dudé de que lo conocería en cada fase de nuestras vidas. Cuando falleció, realmente sacudió mi mundo y puso muchas cosas en perspectiva. Ya no se sentía importante esperar, dejar de estar ocupado o que las cosas se alinearan perfectamente. Intentar hacer las cosas no es tan poderoso como hacerlo, porque no tenemos el mañana asegurado”, agregó la protagonista de “Insaciable”.

Tanto Dun como Ryan son cristianos, por lo que pensaban que era importante tener la ceremonia en un lugar sagrado, pero que también representara sus personalidades.

“Creo que vi todas las iglesias en el área metropolitana de Austin y las reduje a dos. Joshua eligió la final. Las vidrieras realmente me atraparon. Queríamos que pareciera que la noche de juegos en nuestro lugar se había convertido en una fiesta de baile al nivel de Gatsby, busqué en Google la casa del árbol art decó y las flores góticas e hice un par de tablas de humor para referencia de tonos antes de ver lugares”, añadió.

Después fue el momento de contactar a la planificadora de bodas, Alex Moreau, pues ella estaba familiarizada con varios lugares en Austin. Ryan la contactó por Instagram y le preguntó si era posible una fiesta de tres días, y quedaron de tener una junta el 2 de diciembre.

“Tuvimos una larga reunión, y al final de la noche, decidimos que podíamos llevarlo a cabo y poner todo en movimiento. Tenía muchas ideas y Alex me ayudó a buscar la mejor manera de usar esos 28 días: qué tan grande podía soñar, qué poco convencional sesgar, y fue una guía de cuán realista permanecer”, declaró.

Después de esa junta, fue poner manos a la obra y buscar las locaciones, la ropa y todo lo que una boda necesita para poder realizarse de forma glamourosa, pero sin presiones. Fue por eso que eligieron un hotel, pues querían que sus invitados pudieran “ir y venir a su antojo”, y estar cómodos durante la fiesta.

Ya durante la cena, hubo brindis graciosos y comida italiana. Después, los invitados fueron alentados a cambiarse a los outfits de baile, para dirigirse a la pista de baileen donde se quedaron hasta la mañana.

“Cuando el DJ tuvo que detenerse y el hotel necesitaba recuperar su espacio, mucha gente todavía estaba en pleno apogeo. Finalmente, todos se dispersaron en sus habitaciones de hotel o caminaron hacia lugares en la calle Rainey, pero un puñado de gente terminó en nuestra habitación, donde jugamos principalmente e intercambiamos gratitud”, finalizó Ryan.

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page