Al Pacino cumple 80 años sin haberse casado nunca, datos curiosos

Lo ha ganado todo: Oscar, Golden Globe, Emmy, Bafta, Tony; los premios más importantes de la industria del entretenimiento han estado entre sus manos. Pero quizá el mayor logro de Al Pacino es que, varias de sus interpretaciones, tienen un lugar bien asegurado en la memoria colectiva de los cinéfilos.

En Hollywood todo es posible, incluso, que uno de los solteros más codiciados cuamplahoy 80 años. Sí, se trata de gran Al Pacino, el hombre de las 8 décadas que sigue encantando a todos y a todas. No tuvo una vida muy fácil. Nació el 25 de abril de 1940, sus padres se divorciaron cuando era niño y él creció en el Bronx, uno de los barrios más duros de Nueva York. La primera vez que Alfredo James Pacino, tal su nombre real, fue arrestado, tenía 20 años, después de haber cometido varios pequeños delitos. Pero el destino le tenía preparado algo mucho mejor y fue cuando eligió actuar. 

Todo el mundo, literalmente, conoce Al Pacino. Pero muy pocas personas saben con algo de certeza quién es. Durante más de cinco décadas se mantuvo en la cima de su profesión. El actor que hoy cumple 80 años mantiene una vigencia que pocos pueden ostentar guiado por su pasión, talento y ética de trabajo. En los últimos meses lo demostró con El Irlandés y Hunters, la serie para Amazon Prime.

Michael Corleone, Sérpico, Tony Montana, Ricardo III, el Diablo, el malvado de Dick Tracy. Gangster, narcotraficante, policía, entrenador de fútbol americano, ladrón de bancos, agente inmobiliario, cocinero, productor discográfico asesino, un ciego medio insoportable que baila (mal) el tango y hasta cazador de nazis. Por momentos da la impresión que ningún papel es imposible para él.

Alfredo James Pacino nació el 25 de abril de 1940. Pese a su baja estatura y a su físico esmirriado siempre fue un duro (tal vez por eso su facilidad para encarnar gángsters). Esa rispidez la adquirió en su infancia en Bronx Sur. Un padre que desapareció tempranamente, un abuelo presente y protector, una madre que hacía lo que podía. Al (fredo) era díscolo. Tenía pocos amigos y muchos problemas en el colegio. En la secundario estudió actuación. En su primera representación alguien dijo que ese chico bajito era el nuevo Brando. Él pensó que sólo era una forma de decir, un halago más: todas las semanas aparecía un nuevo Brando. Además, a él no le interesaba actuar. Quería ser jugador de béisbol. Ese era su sueño.

Trabajó en locales de comida, en una farmacia, de frutero, de conserje de un edificio, de cartero, en un taller mecánico. Buscaba su camino pero nada era fácil para él. Encontró en Charlie Laughton, un maestro de actuación (no confundir con el actor Charles Laughton) un mentor que lo acompañó y domó su talento salvaje. Luego ingresó en al Actor’s Studio dónde Lee Strasberg lo terminó de moldear.

Se fue formando un nombre en el teatro off Broadway. En 1967, ya con 27 años, consiguió su primer éxito. En 1969 obtuvo el Premio Tony al mejor actor de la temporada. Las propuestas para el cine le llegaban todo el tiempo. Para antes de aceptar su primer protagónico rechazó 11 guiones. Quería un papel para él. Eligió un guión escrito por John Gregory Dunne y Joan DidionThe Panic in Needle Park en el que hacía de un heroinómano. Luego volvió a los escenarios hasta que llegó la oferta imposible de rechazar.

No le resultó fácil obtener el papel de Michael Corleone. Fue la primera opción de Francis Ford Coppola y Mario Puzo. Pero Robert Evans, el productor, no lo quería. No iba a darle el protagónico de su película multimillonaria a un desconocido. Coppola insistió. Pero los otros nombres que circulaban eran demasiado fuertes: Jack Nicholson, Warren Beatty, Ryan O’Neal, Robert Redford. Eran taquilleros, tenían prestigio y eran atractivos: tenían fans y conseguían tapas de revistas; el sueño de cualquier productor. Pero Coppola siguió insistiendo. Aducía que ninguno de los otros parecía el hijo de un italiano, ninguno podía ser un mafioso convincente. Y, en especial, ninguno tenía la potencia que él había descubierto en ese actor teatral.

Su compromiso con la actuación es innegociable. Lee Strasberg decía que “la mayoría de los actores interpretan a los personajes, pero Al Pacino es el único que se convierte en ellos”. David Mamet, el dramaturgo moderno preferido del actor, contó que cuando lo conoció quedó deslumbrado, nunca había visto algo similar: “Pacino nunca hace dos veces lo mismo”. En una de las escenas culminantes de El Abogado del Diablo su personaje se pone a bailar y a hacer playback de It Happened in Monterrey una canción de Frank Sinatra. No estaba en el guión, ni lo habían ensayado. Todos quedaron sorprendidos pero la cámara siguió rodando. Apenas cortaron el director supo que en el set había sucedido algo único y que esa escena iría en la película. Los productores, obligados por el talento de Pacino, debieron pagar muchos dólares para obtener los derechos de la canción.

Mientras representaba American Buffalo de David Mamet en Broadway, el coprotagonista Jimmy Hayden, un joven actor al que todos veían como el nuevo James Dean, apareció muerto por una sobredosis horas después de una función. El director, el otro actor y los productores quisieron suspender la siguiente función, la de la noche posterior. Pacino los obligó a levantar el telón con el actor suplente. No lo hizo tanto por ser honrar la máxima de El show debe seguir. Lo hizo porque no podía hacer otra cosa. Porque en el escenario, durante ese par de horas, tendría un refugio seguro.

Cuando a Chirstopher Nolan, que lo dirigió en Insomnia, le preguntaron por Al Pacino, él contestó: “Es mucho mejor actor de lo que la gente piensa. Y eso que la gente piensa que es el mejor actor de todos”.

Datos Curiosos

  • El ganador del Oscar a Mejor actor prtoagónico por Perfume de mujer rechazó varios roles importantes en su carrera. Los dos más conocidos fueron: Ted Kramer en Kramer vs. Kramer, donde fue remplazado por Dustin Hoffman. También dejó el papel de Han Solo de Star Wars y allí lo remplazó el gran Harrison Ford; y rechazó participar en el elenco de Apocalypse Now.

  • En 1990, para grabar El Padrino III Pacino pidió una cifra exorbitante para aquellos tiempos: siete millones de dólares. El director Francis Ford Coppola estuvo totalmente en desacuerdo. A tal punto que amenazó con escribir de nuevo la obra y empezar con el funeral de Michael Corleone, el personaje interpretado por Al Pacino. Finalmente, el actor cedió y arregló por cinco millones de dólares.

  • Fumador empedernido, se comenta que a mediados de los '80 llegó a fumar cuatro paquetes diarios. A mediados de los '90 comenzó a desprenderse del tabaco.

  • Más allá de su pasión por la actuación, Pacino un amante de la ópera, y cuando era muy joven llegó a estar muy cerca de grandes propuestas líricas cuando trabajó como acomodador en la gran sala de conciertos de Manhattan, Carnegie Hall.

7 películas de Al Pacino en Netflix

El Padrino

Al Pacino será siempre Michael Corleone, el hijo pequeño de Don Vito. La primera entrega ve crecer al pequeño de la familia Corleone, capaz de desafiar a su padre alistándose al Ejército. Nadie en la familia esperaba algo así, ni tampoco que Michael llevara dentro el gen para heredar el imperio.

El Padrino II

Instalado ya en Nevada, Michael se afana en consolidar los negocios. Se enfrenta a todo y a todos. Nunca le tiembla el pulso, aunque la sangre que corra sea de su familia o haya que condenar al 'exilio' a su mujer. Su lucidez le lleva a ver que la Revolución cubana no es la utopía que se creen los magnates estadounidenses.

El Padrino III

El final de la trilogía, el camino de regreso al lugar en el que empezó todo, la villa de Don Tomasso, en Sicilia. Por el camino la sangre y la muerte van de la mano de un Michale Corleone cada vez más devorado por lo que ha creado, alimentado... y destruido.

Scarface/ El precio del poder

Da vida a Tony Montana. En el año 1980, Fidel Castro levanta el bloque de Puerto Muriel. Eso hace que se produzca un éxodo masivo de cubanos hacia los Estados Unidos. Uno es Tony, que sueña con una nueva vida. Sin embargo, nada sale cómo él pensaba: es encarcelado, pero logra escapar. Él y su amigo Manny deciden hacerse un nombre en la ciudad a base de trabajos sucios, hasta levantar su propio imperio. Pero no están solos en los negocios sucios...

El irlandés

Su trabajo más reciente. Da vida a Jimmy Hoffa, un activista sindical clave en la historia de los Estados Unidos en los años 60 y 70. Se convirtió en una importante figura regional gracias a la Hermandad internacional de camioneros. Desapareció el 30 de julio de 1975 y nunca se encontró su cadáver. Al Pacino comparte reparto con otros dos grandes del género gánster: Robert de Niro y Joe Pesci. A la vejez...

Ocean's Thriteen

Se suma a la serie que arrancó con Ocean`s Eleven. Interpreta a un despiadado empresario sin sentimientos ni escrúpulos, capaz de pisar a cualquiera y comprar a quien haga falta para tener éxito. A su lado George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle, Bernie Mac, Andy García o Ellen Barkin. Queda un poco lejos del nivel que alcanzaron las dos primera entregas.

Jack y su gemela

Una comedia que entra en el campo de lo absurdo... y que se llevó una lluvia de críticas. Tanto que logró 10 premios Razzie presentados en 2012, incluyendo Peor Película, Peor Director, Peor Actor y Peor Actriz. Quizá sólo por eso merece darse una vuelta por esta película para ver si hay razones para tanta animadversión. A pesar de todo, Al Pacino quedó como quien hizo un esfuerzo desesperado para salvar la cinta.

Al Pacino cumple 80 años sin haberse casado nunca, datos curiosos

Si te resulto útil nuestra información no te vayas sin regalarnos un "Me gusta" en nuestra Fan Page

Fotografiando México

Fotografiando México es un proyecto que nace de la admiración por la belleza, cultura y arquitectura de este hermoso paraíso llamado México del cual ya nos sentimos parte.

Descubra México

Viaje con nosotros, disfrutemos juntos de lo hermoso que es México, vivamos esa increíble experiencia que todos queremos llegar y contar a nuestros amigos y familiares.

con nosotros

Navegue por nuestro sitio y sienta esa misma sensación de cuando uno de nosotros estuvo en ese lugar. ¿Quiere conocer ese sitio? Contáctenos estaremos encantados de revivir esa experiencia junto a usted.