La actriz mexicana aseguró que, aunque ya puede caminar y no siente dolor, está esperando el alta médica para poder irse a su casa.

En entrevista con la periodista Maxine Woodside para el programa Todo para la Mujer de Radio Fórmula, la matriarca de la dinastía Pinal afirmó que se encuentra bien y “como nueva”, tras una caída que sufrió al entrar a su recámara.

“La caída fue entrando a mi recámara. Se me pegó un pie, estaba caminando rápido y caí redonda. Me quedé ahí sentada porque caí muy fuerte. Llegó mi secretaria y me levantaron, me dolía la rodilla porque me di un golpetazo pero de aquellos”, detalló la primera actriz.

Pinal dijo que espera que el día de mañana- martes 28 de abril- la den de alta del hospital. Aunque, afirmó, ha recibido muy buena atención del personal “es un poquito como si estuvieras en tu casa”.

La artista dijo que ha hablado poco con sus hijos. “¿De qué tenía que hablar con ellos? Ya saben todos que me caí, cómo me caí. Estuvo Luis Enrique y ahorita viene mi secretaria”, finalizó.

Silvia Pinal tras cirugía "Estoy como nueva" dijo desde el hospital

La actriz Silvia Pinal se encuentra de muy buen humor y sin dolor después de ser sometida a una cirugía de emergencia para colocarle un implante de titanio en la cadera.

El nombre de Pinal fue noticia hace unos días cuando se supo de su hospitalización por una fractura en la cabeza del fémur (en la zona donde se une con la cadera), ocurrida tras una caída en su casa.

Alejandra Guzmán ya había ofrecido algunos detalles de la salud de su madre al publicar una foto en Instagram en la que escribió: “Mi mamá salió muy bien de su operación, ya nos parecemos más, ahora también tiene cadera de titanio”.

Su hermana, Sylvia Pasquel, también había hablado en Instagram sobre la actriz de 88 años. "Mi mamá ya salió de su operación. La operación fue un éxito. Estamos esperando que la pasen a su habitación, para que comience su recuperación y que pronto regrese a su casa".

Además, este lunes Pasquel ofreció una entrevista al programa Venga la alegría donde brindó más detalles del estado de su mamá.

Explicó que se encuentra “bien, de muy buen humor, dice que no le duele, no se queja de nada; sin embargo, el fin de semana sí estuvo un poco inquieta en la noche, con un poco de dolor, queriéndose parar y ya se quería ir, ella ya quiere ir a bailar ahorita, dice que nada le duele”.

Pasquel no tiene claro cuándo podría salir del hospital su mamá, pero cree que en estos días comenzará a levantarse y dar algunos pasos con la andadera.

“Hasta el momento todo está bien, ha reaccionado bien a todo. También no es bueno que esté en el hospital, nosotros queremos que salga lo más pronto posible”.

Pasquel confirmó que Pinal fue operada por el mismo médico que ha intervenido a su hermana Alejandra en un par de ocasiones por problemas de cadera. "Como dice mi hermana, ahora las dos ya tienen su cadera de titanio".

La distancia por el coronavirus

También comentó que como Pinal es muy inquieta a veces deben convencerla de que no es bueno que esté tan activa, sobre todo ante la pandemia que se vive en el mundo por COVID-19.

Y precisamente por la epidemia es que Pasquel permanece en Acapulco y no ha tenido oportunidad de viajar a la Ciudad de México para estar con su madre.

"Al final del día estamos cerca, pero no podemos estar tan cerca que es lo más terrible", reconoció.

“En la Ciudad de México las precauciones no se están llevando al 100 por ciento, mucha gente sin tapabocas, guantes, todavía congregándose en el metro, no sé por qué la inconciencia de la gente de no creer que esto está pasando pero sí está pasando. El doctor dice que no debemos irnos a México”, detalló.

Según Pasquel, no hay garantía de que ella esté sana y para poder acercarse a su madre tendría que realizarse una prueba, pero por ahora no hay tantas pruebas.

“Yo soy un adulto mayor ya dentro del rango de los vulnerables, entonces el doctor dijo que no. Todos estamos de verdad paniqueados porque al final del día esta enfermedad no nos permite estar con mi mamá y en el caso de que fuéramos a México no nos permitirían ni siquiera aproximarnos”.